• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Londres no dudó en responsabilizar a Moscú de la muerte de Serguéi Skripal.

Londres no dudó en responsabilizar a Moscú de la muerte de Serguéi Skripal. | Foto: Reuters

Publicado 27 marzo 2018

Occidente ha emprendido una respuesta coordinada contra Rusia por el caso Skripal, a pesar de que el Kremlin destruyó hace varios años todas las armas químicas de su arsenal.

El agente nervioso Novichok es un arma química binaria extremadamente letal que fue desarrollada en la extinta Unión Soviética, entre 1970 y 1980, por el Instituto Estatal de Investigación Científica de Química y Tecnología Orgánica.

No hubo mayores detalles sobre el Novichok ("el recién llegado" en español) hasta 1992, cuando Vil Mirzayánov, reconocido como creador del tóxico, ofreció una entrevista al respecto a un periódico ruso.

Mirzayánov, quien vive en Estados Unidos (EE.UU.) desde 1990, indicó que el programa para desarrollar nuevos tipos de armas químicas arrancó en 1973. El resultado del programa militar soviético conocido como Foliant hizo de Novichok no solo un agente nervioso, sino toda una gama de neurotóxicos. 

El Novichok volvió a la palestra tras el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia. Luego del hecho, ocurrido a principios de mes, la primera ministra británica, Theresa May, aseveró que es “altamente probable” que Rusia esté detrás del suceso.

"Theresa May dijo que el Novichok fue utilizado para atentar contra Skripal. Su fórmula química únicamente ha sido publicada en mi libro", respondió Mirzayánov en su cuenta personal de Facebook después de las declaraciones de la mandataria.

En entrevista con la agencia Sputnik Nóvosti, el jefe del Laboratorio de control de análisis químico del Centro científico del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Ribálchenko, dijo que las fórmulas publicadas por el Mirzayánov permitirían sintetizar un compuesto de este tipo en cualquier laboratorio con las condiciones necesarias. 

En ese sentido, agregó que la información sobre el compuesto se encontraba en la base de datos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos. El Kremlin ha alertado también que existen razones para pensar que el agente podría haber sido producido en el territorio británico.

Las autoridades rusas han sostenido que su país cesó todas sus investigaciones en materia de armas químicas tras la ratificación de la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas, y destruyó todas las reservas.

Sin embargo, EE.UU. y numerosos aliados occidentales del Reino Unido han anunciado la expulsión de decenas de diplomáticos y funcionarios rusos en represalia por dicho ataque que se atribuye a Moscú. 

>> Caso Skripal, nuevo argumento para sancionar a Rusia


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.