• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las fuerzas de Yemen hallaron entre los artefactos explosivos una ojiva que protege al "Storm Shadow", potente misil de largo alcance inglés.

Las fuerzas de Yemen hallaron entre los artefactos explosivos una ojiva que protege al "Storm Shadow", potente misil de largo alcance inglés. | Foto: Reuters

Publicado 14 diciembre 2016

El Gobierno británico es partícipe de los bombardeos perpetrados por Arabia Saudita, "ellos saben que los sauditas" utilizan las bombas de racimo para atacar al país, afirmó el primer ministro yemenita. 

El nuevo primer ministro de la República de Yemen, Abdulaziz bin Habtour, culpó este miércoles al Reino Unido de vender armas y bombas de racimo a Arabia Saudita y agregó que al Gobierno británico solo le interesa la exportación de armas a la península arábiga y no la "crisis humanitaria" en el país árabe. 

"Ellos saben que los sauditas lanzan las bombas" sobre Yemen, en Saada, Sanaa (capital) y en otras provincias, indicó Habtur quien añadió que "ellos están participando en ese crimen".

Las fuerzas yemenitas encontraron entre las bombas de racimo en Saada, una ojiva que se utiliza para proteger el Storm Shadow, un misil de largo alcance y alta precisión, desarrollado por la gigante europea MBDA. El Shadow fue calificado por el Ministerio de Defensa británico como "el arma más avanzada de su tipo en el mundo".

Fuente: Reuters

El Storm Shadow fue puesto a disposición de la Real Fuerza Aérea Británica en 2014. El arma fue probada en operaciones reales en Iraq como en Libia para destruir sólidos bunkers de mando y otros objetivos. 

Gran Bretaña acordó dejar de usar y vender bombas de racimo hace seis años, pero se cree que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos tienen bombas de racimo británicas compradas en los años 80 y 90. 

El Reino Unido insiste en mantener la exportación de armas a Riad, capital de Arabia Saudita, para bombardear Yemen, ciudad golpeada por ataques sauditas desde marzo de 2015. 

Fuente: Reuters

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.