Venezuela enfrenta la guerra económica con Plan de Emergencia | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 15 enero 2016

A través del Plan de Emergencia Económica, el presidente Nicolás Maduro podrá dictar medidas especiales para reimpulsar la producción nacional.

Venezuela entra en Estado de Emergencia Económica por 60 días, a través de un plan que le permitirá al Ejecutivo dictar medidas especiales para la construcción de políticas estratégicas que ayuden a reformular el sistema productivo y financiero del país, informó el vicepresidente del Área Económica de Venezuela, Luis Salas.

Mediante el decreto, el Ejecutivo podrá asignar presupuestos especiales en diversas áreas, dispensar trámites cambiarios y ejecutar acciones indispensables para el abastecimiento nacional, así como para fortalecer el aparato productivo del país.

A propósito de la embestida contra el pueblo venezolano, que agentes internos y externos impulsaron tras la partida física de Hugo Chávez con acciones tendientes a desestabilizar la economía del país y debilitar sus instituciones, el decreto permite al presidente disponer de los recursos provenientes de las economías presupuestarias del ejercicio económico financiero 2015, a fin de sufragar la inversión para el pueblo venezolano.

“No es un plan contra el pueblo, es un plan para el pueblo”, Luis Salas, vicepresidente del Área Económica.

Asimismo, el mandatario diseñará e implementará medidas especiales de aplicación inmediata para evitar la evasión fiscal.

Las facultades se extienden al área del tránsito y comercio, en la que el Ejecutivo podrá implementar medidas esenciales para agilizar el transporte de mercancía por puertos y aeropuertos de todo el país. Además está en potestad de disponer de los trámites, procedimientos y requisitos para la importación y nacionalización de mercancías.

De igual manera, el plan de emergencia establece que se podrán asignar recursos extraordinarios a proyectos de la administración pública para optimizar la atención de los venezolanos en sectores como salud, educación, alimento y vivienda.

Enmarcado en el objetivo de abastecer el país y reactivar la producción, el Gobierno puede dispensar de los trámites cambiarios establecidos por el centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) y por el banco Central de Venezuela a órganos y entes del sector público y privado.

El decreto permite también requerir a empresas del sector público y privado el incremento de sus niveles de producción, para garantizar la satisfacción de necesidades básicas de los venezolanos y las venezolanas.

Los poderes públicos, órganos de seguridad y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), están obligados a colaborar con el cabal cumplimiento de las medidas de este plan que fue publicado en la Gaceta Oficial 40.828, en su Decreto N° 2.184 con fecha 14 de enero de 2016.

El decreto ahora será remitido a la Asamblea Nacional para su aprobación y al Tribunal Supremo de Justicia para que se pronuncie sobre su legitimidad, anunció Salas, también ministro de la Economía Productiva. Tendrá una vigencia de 60 días y podrá ser prorrogado por 60 días más, según lo establecido en la Constitución.

Vea aquí→ Maduro resalta logros pese a intentos de desestabilización en Venezuela

EN CONTEXTO

Maduro anunció recientemente la creación de un Plan de Emergencia Económica con el objetivo de impulsar la transformación productiva del país, por medio de medidas sensatas. Los ajustes se hacen necesarios, explicó el presidente, tras los ataques de la guerra no convencional que ha afectado al pueblo venezolano, tales como el desabastecimiento impulsado por la derecha y la baja en los ingresos provenientes de la renta petrolera.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.