• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Papa Francisco abrazó a los humildes durante su visita a Paraguay.

El Papa Francisco abrazó a los humildes durante su visita a Paraguay. | Foto: EFE

Publicado 12 julio 2015


El Papa Francisco concluyó este domingo su gira por Latinoamérica, la cual desde el 5 de julio lo llevó por Ecuador, Bolivia y finalmente Paraguay, país del cono sur en donde, entre otras cosas, instó a “respetar al pobre y no usarlo para lavar nuestras culpas”.

teleSUR siguió muy de cerca la visita del Papa Francisco en Paraguay, te invitamos a echar un vistazo a los mejores momentos de Bolivia desde que arribó el pasado viernes al Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, donde fue recibido por el presidente Horacio Cartes, en la tercera y última parada en su gira por Suramérica.


En el aeropuerto, Francisco I fue recibido por el presidente paraguayo Horacio Cartes, las máximas autoridades de ese país suramericano y decenas de fieles católicos.

Como parte del recibimiento, un grupo de bailarines de los pueblos originarios organizaron una actividad cultural en las instalaciones del aeropuerto. 

 

La danza típica paraguaya se hizo presente en el recimiento del Papa Francisco. 

 

Los feligreses se mantuvieron en vigilia ante la llegada del máximo representante de la Iglesia Católica, en su visita histórica a Paraguay. 

 

Durante su recorrido en papamóvil por Asunción, Francisco hizo una parada para saludar a las reclusas de la cárcel de mujeres el Buen Pastor. Las 50 voces de esperanza, nombre del grupo de internas, dieron la bienvenida al Papa con una canción y subidas sobre una tarima en ese punto de la capital paraguaya.

Cartes obsequió al Sumo Pontífice una camiseta de la selección de fútbol de Paraguay, durante la reunión de ambos en la sede del Palacio de Gobierno de Asunción, capital.


"Les animo a que sigan trabajando con todas sus fuerzas para consolidar las estructuras e instituciones democráticas que den respuesta a las justas aspiraciones de los ciudadanos", indicó el Papa desde la sede del Ejecutivo.

También clamó por la educación y las familias sin hogar. "Que no cese el esfuerzo de todos los actores sociales, hasta que no haya más niños sin acceso a la educación, familias sin hogar, obreros sin trabajo digno, campesinos sin tierras que cultivar y tantas personas obligadas a emigrar hacia un futuro incierto; que no haya más víctimas de la violencia".

Asimismo destacó la lucha de la mujer paraguaya por querer sacar su país adelante, "Dios bendiga a la mujeres paraguaya la más gloriosa de América".

El Papa Francisco visitó el hospital pediátrico Niños de Acosta Ñu, en la localidad de San Lorenzo, Gran Asunción. Durante su estadía en el centro, que acoge a niños y niñas con diferentes problemas médicos, escuchó a los pequeños y recibió de ellos cartas personales y trabajos realizados en las aulas del hospital.

El sábado, cientos de paraguayos le dieron la bienvenida al Papa a su arribo al barrio barrio Nuestra Señora de Caacupé, desde donde ofreció una misa en la que llamó al pueblo a no perder las raíces en medio de situaciones adversas.

 

 “Es un llamado a no perder la memoria, a no perder las raíces. Ustedes paraguayos, sean forjadores de este hoy y mañana”, dijo en la misa.

 

Francisco cuando se disponía a dejar una rosa en el altar de la Virgen María en la iglesia de Caacupé. 

Vista general de la misa oficiada por el Papa Francisco en Caacupé. El santuario, centro del catolicismo de Paraguay, fue elevado a basílica menor por un decreto del Vaticano leído en presencia de Francisco I, quien ofició una multitudinaria misa en ese templo, ubicado a unos 55 kilómetros de Asunción. 

 

Con la humildad que le caracteriza, desde un pequeño automóvil el Pontífice de despide de la multitud que aguardó en las afueras de la iglesia de Caacupé.

  Luego del evento religioso, recibió en un encuentro privado en la nunciatura de Paraguay a Ana María y Mabel Careaga Ballestrino, las hijas de Esther Ballestrino, a quien el pontífice siempre elogió y que fue secuestrada y asesinada el 8 de diciembre de 1977 por la dictadura Argentina.

El Papa Francisco sostuvo un encuentro con movimientos sociales de Paraguay en Asunción, en el que dijo a los presentes que en la economía, en la empresa, en la política, lo primero siempre es la persona.

En ese sentido, pidió valorar a los pobres en su bondad propia y estar dispuestos a aprender de ellos y no usarlo como objeto para lavar nuestras culpas.


El activista de los Derechos Humanos en Paraguay, Martín Almada, aprovechó la visita del papa Francisco a su país para pedirle que abra los archivos del Vaticano sobre los regímenes militares de la dictadura del expresidente paraguayo, Alfredo Stroessner (1954-1989).

"La Iglesia argentina estaba totalmente sometida al régimen militar y ésta es la ocasión para que el Vaticano abra sus archivos y se conozca toda la verdad para que actúe la Justicia", explicó Almada, quien fue encarcelado y torturado durante el régimen.

 

En el último día de su estancia en Paraguay, el Papa visitó el barrio del Bañado Norte en Asunción, donde fue recibido con alegría por una octagenaria paraguaya. 

 

Los habitantes de Bañado Norte, comunidad pobre de Paraguay, confían que con la visita del Sumo Pontífice cambien las acciones de las autoridades y los visibilice.


“Ver sus rostros, sus hijos, sus abuelos, escuchar sus historias y todo lo que han realizado para estar aquí todo lo que pelean para una vida digna, para superar las inclemencias del tiempo”. En esta comunidad de la parroquia Sagrada Familia, comparó a sus habitantes con la familia de María y José a quienes “una pelea que no les ha sacado la solidaridad, por el contrario, la ha hecho crecer”, dijo Francisco durante su discurso.

 

El papa Francisco llegó al parque Ñu Guasú de Asunción, donde se congregaron más de un millón de personas.

Francisco I ofició la misa desde un retablo elaborado con cocos y maíz, una obra del artista plástico paraguayo Koki Ruiz.

En la homilía estuvo presente la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quien arribó a Paraguay en la noche de este sábado como invitada especial del presidente paraguayo, Horacio Cartes, y fue la única mandataria de la región que asistió a la misa papal.

 

El Papa Francisco recibe una gorra con mensajes de agradecimiento durante la misa celebrada en Ñu Guazu.

Miles de jóvenes esperaron con cánticos y consignas la llegada del Papa Francisco en el Litoral de la Costanera, en Paraguay.

El Sumo Pontífice instó a la juventud paraguaya a luchar por la vida y salir adelante, a los que alentó a “hacer lío”, durante una actividad no considerada en el programa oficial con jesuitas paraguayos y jóvenes alumnos en el Litoral de la Costanera de La Asunción, lugar donde culminó su gira latinoamericana.​

 

En el aeropuerto, el Sumo Pontífice fue despedido con actividades culturales y el calor del pueblo paraguayo, siempre de la mano de su anfitrión el presidente Cartes.

Así se despidió el Papa Francisco de Paraguay, última escala de su gira por Latinoamérica. 

#LoDijoElPapa:

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.