• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Unasur ha manifestado que el inicio del diálogo nacional fija como objetivo además el fortalecimiento de la economía, la preservación del estado de Derecho, de la democracia y el respeto de la soberanía del país.

Unasur ha manifestado que el inicio del diálogo nacional fija como objetivo además el fortalecimiento de la economía, la preservación del estado de Derecho, de la democracia y el respeto de la soberanía del país. | Foto: @vencancillería

Publicado 1 junio 2016

El jefe de Estado venezolano Nicolás Maduro asegura que Luis Almagro ha perdido el equilibrio y se ha desnaturalizado de su cargo como secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA). 

Venezuela enfrenta un complejo escenario político y económico que se ha agudizado en los últimos meses por la solicitud de la oposición de realizar un referendo revocatorio este mismo año, es decir, saltando los pasos establecidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE). 

En aras de resolver la tensión política en esta nación para el fortalecimiento de su economía, la preservación del estado de Derecho, de la democracia y el respeto de la soberanía, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), busca concretar una agenda de diálogos entre el Gobierno y sectores de la oposición. No obstante, el papel de la OEA en este caso no ha sido el mismo.

Este martes el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, solicitó el procedimiento para abrir la Carta Democrática del organismo contra Venezuela, acción que no puede realizarse porque no hay ninguna dimensión punitiva, asevera la canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

Almagro presentó un informe de 132 páginas refiriendo el artículo 20 de la Carta para “solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016”, para según él "atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático” (del país), como lo versa el documento de manera subjetiva. 

Venezuela considera que Almagro está haciendo uso fraudulento del artículo 20 para solicitar la Carta Democrática porque el artículo 20 aplica para aquellos estados miembros de la OEA cuando se haya alterado el orden constitucional, que afecte su orden democrático justamente para proteger a los sistemas de los golpes de Estado y de activarse sería para dársela al gobierno legítimo y constitucional, en este caso, del presidente Nicolás Maduro.

>> ALBA Movimientos condena injerencia de la OEA en Venezuela

Por su parte, la Unasur aboga por el diálogo y la paz pues aseguran que es el camino ineludible e inexcusable para el Gobierno y la oposición en favor de la estabilidad en esa nación. Llamando a todos los actores internacionales a respetar la institucionalidad democrática de Venezuela y el derecho de los venezolanos a encontrar sus propios caminos de justicia y progreso. 

En un comunicado firmado en la sede principal del bloque regional, ubicada en Quito, Ecuador, la Secretaría General de Unasur afirma que no ha dejado ni dejará de apostar por el diálogo, la convivencia y, en definitiva, la paz en Venezuela, "procurando encontrar alternativas para favorecer la estabilidad política y la recuperación económica que merece la República hermana".    

El sábado 28 de mayo una comisión de la Unasur adelantó labores para promover el diálogo entre el Gobierno de Venezuela y la oposición con el acompañamiento de los expresidentes del Gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero, República Dominicana Leonel Fernández y Panamá Martín Torrijos.

También una subcomisión de la Unasur, encabezada por el expresidente de República Dominicana, analizará la situación económica de Venezuela, con especial atención en el desabastecimiento, la reactivación del crecimiento económico y otros indicadores. 

>> Unasur gestiona diálogo entre Gobierno y oposición de Venezuela


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.