• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Si el espíritu de Schengen deja nuestras tierras y nuestros corazones, vamos a perder más que Schengen", advirtió el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

"Si el espíritu de Schengen deja nuestras tierras y nuestros corazones, vamos a perder más que Schengen", advirtió el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. | Foto: EFE

Publicado 3 diciembre 2015

Países como Alemania, Austria, Francia y Suecia han pedido la suspensión temporal, ya sea durante horas, días o al menos unas semanas, siempre y cuando se cumplan las directrices que permite el Código Schengen. 

Los ministros de Interior comunitarios de la Unión Europea (UE) se reunirán este viernes en Bruselas (Bélgica) para discutir por primera vez la posible suspensión temporal del acuerdo Schengen de hasta dos años, ya que los Estados miembros manifiestan incapacidad para gestionar la crisis de refugiados. 

La Comisión Europea ha recalcado en los últimos días que el Código Schengen, a través del artículo 25, permite una salida temporal del mismo en casos excepcionales. Sin embargo, no sería invocar el artículo 25, sino primero el 19 y luego el 26, lo cual es algo más grave.  

Manifiestan que las causas de la posible suspensión responden al flujo grande de refugiados, por estar desbordados o por motivos de seguridad.

Lea también: Controles fronterizos en Europa ponen en "peligro" el Schengen 

Datos: Por la masiva llegada de refugiados a Alemania en el mes de septiembre, esa nación se declaró "desbordada" e instaló los controles fronterizos en un intento de regular el flujo, para lo cual apeló al Código de Fronteras Schengen, que permite el establecimiento de chequeos temporales en caso de amenaza para la seguridad nacional. 
Casi de inmediato otros países comprendidos en la ruta migratoria imitaron a los alemanes, entre ellos Austria y Eslovaquia. Una medida particular fue la implementada por Hungría, cuya postura de férreo rechazo a los foráneos llevó a la instalación de vallas fronterizas para impedir los ingresos, lo cual fue criticado dentro y fuera de Europa. 

En las últimas semanas, Grecia ha estado en el centro de la atención europea, ya que algunos países manifestaron que la nación helena debería asumir su "incapacidad y pedir ayuda" para el tema de la crisis de refugiados, incluso a ejércitos extranjeros.

Por su parte, Grecia respondió este miércoles contra quienes acusan al Gobierno de Tsipras de ser incapaz de controlar la situación. “Hay presiones”, señaló el ministro griego de Inmigración, Yanis Mouzalas, “pero no por los cauces oficiales”.

En Contexto: El acuerdo de Schengen fue creado en 1995 para eliminar las fronteras comunes entre los países integrantes y establecer controles comunes en las fronteras exteriores de esos países. El mismo funciona en términos migratorios como un solo país.  

No se debe confundir el espacio de Schengen con la Unión Europea, pues existen Estados miembros de la UE que no forman parte del espacio de Schengen y hay otros países que están integrados en el espacio de Schengen y no pertenecen a la UE.

No dejes de leer: Hijos de las guerras de Occidente


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.