• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Erdogan ha tomado medidas drásticas tras la intentona golpista.

Erdogan ha tomado medidas drásticas tras la intentona golpista. | Foto: El Político

Publicado 2 septiembre 2016

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, adoptó esta medida amparándose en los poderes especiales que le dan el Estado de emergencia que rige el país desde la intentona golpista.

El Gobierno turco oficializó el despido inapelable de unos 40 mil funcionarios, sospechosos de estar relacionados con la organización que lidera el clérigo Fetulá Gulen.

El gobierno acusa a la red de ser el cerebro del fallido golpe de Estado contra el presidente de ese país, Recep Tayyip Erdogan, acontecido el pasado 15 de julio.

La medida de despido fue aplicada vía decreto y publicado l jueves en el boletín oficial.

>> Cronología del intento de golpe de Estado en Turquía

Los despidos oficiales fueron desglozados de la siguiente manera: 28 mil 100 funcionarios del ministerio de Educación, siete mil 600 de la dirección de seguridad, dos mil empleados del ministerio de sanidad y otros mil 500 de la dirección de asuntos religiosos.

Estos funcionarios no podrán volver más a sus puestos de trabajo ni podrán apelar su despido. Esto debido a los poderes especiales que adquiere Erdogan en el marco del Estado de emergencia que rige en el país desde la intentona.

El decreto asegura que los funcionarios despedidos están relacionados con organizaciones terroristas, en alusión a la red de seguidores de Gülen.

>> Cinco preguntas que deja el golpe de Estado en Turquía

Aunado a esta medida, las autoridades turcas liberaron 33 mil 838 reclusos que estaban detenidos por su presunta relación con el fallecido golpe.

Desde que una parte del Ejército intentó derrocar al Gobierno, miles de personas han sido aprehendidas por estar relacionadas con el mismo.

En contexto
Desde la intentona golpista, Turquía había suspendido a unos 80 mil empleados públicos de diferentes sectores de la administración, incluyendo el Ejército. Una parte de estas suspensiones se han convertido ahora en despidos formales e inapelables.
El 15 de julio presente, Turquía vivió el quinto golpe de Estado desde su fundación en 1923. Una facción del Ejército declaró la ley marcial en todo el país, atacó con tanques y helicópteros las instituciones gubernamentales y arrestó a altos funcionarios del Ejecutivo.
El hecho dejó 194 muertos, de los cuales, 104 eran soldados sublevados, 43 de las fuerzas leales y 47 civiles. También se registraron mil 440 heridos y 2 mil 839 golpistas detenidos.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.