• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El gobierno del presidente Erdogan despliega un riguroso proceso contra todos los vinculados al intento de golpe de estado.

El gobierno del presidente Erdogan despliega un riguroso proceso contra todos los vinculados al intento de golpe de estado. | Foto: La Razón

Publicado 9 agosto 2016

Después de la intentona de golpe de Estado, otras 16 mil personas han sido inculpadas y detenidas y unos 6.000 sospechosos siguen detenidos de forma preventiva.

Unos 2 mil 560 empleados musulmanes de Turquía han sido despedidos después de la intentona golpista del 15 de julio en ese país, que ha dejado una amplia purga ejecutada en toda la nación.

La poderosa institución pública de Asuntos Religiosos de Turquía (Diyanet), anunció este martes que el proceso afecta a toda persona "vinculada" al Fethullah Gülen, un eximán exiliado en Estados Unidos a quien Ankara acusa de haber urdido el golpe de Estado fallido y de quien ha solicitado su extradición.

>> Erdogan restaurará pena de muerte si el Parlamento lo decide

Esta cifra se suma a los mil 112 empleados que la Diyanet ya había despedido, y ya suman más de 3 mil 670 las personas despedidas, señala un despacho de la AFP que cita un comunicado del organismo

Para detectar a los simpatizantes de Gülen, las comisiones que funcionan para ese fin realizan un trabajo riguroso, agrega el texto de Diyanet, organización vinculada directamente con el Primer ministro, y creada para asegurar el control del islam sunita, corriente dominante en Turquía.

>> Golpean en Turquía a periodista por apoyar golpe de Estado

Los ministros del culto musulmán sunita son funcionarios a cuenta del Estado.

En contexto

 
La Diyanet emplea a más de 100 mil funcionarios y su presupuesto es superior al que reciben varios ministerios.
Decenas de miles de funcionarios han sido destituidos desde el golpe de Estado fallido, acusados de tener lazos con el eximán. La purga ha afectado principalmente al ejército, la justicia, la prensa y la educación.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.