• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Seguidores de Trump han agredido a latinos y musulmanes

Seguidores de Trump han agredido a latinos y musulmanes | Foto: Archivo

Publicado 22 marzo 2016

El multimillonario de la bancada republicana dice estar de acuerdo con la política de acercamiento a la isla, pero sugiere precaución al pactar negociosos.

El precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes en una entrevista que de ganar la Casa Blanca consideraría abrir uno de sus hoteles en Cuba (con ciertas condiciones) y aseguró aprovecharla por su "cierto potencial para los inversores". 

A propósito del histórico recibimiento del presidente Barack Obama en la isla, Trump no perdió la oportunidad para fijar posición frente al viaje del mandatario a fin realzar su figura para que lo elijan como representante del Partido Republicano en la carrera electoral.

"Cuba tiene cierto potencial", señaló el multimillonario al tiempo que destacó que debería ajustarse "la tasa de interés del 49 por cierto" y que sería necesario establecer de forma clara cuáles serían las responsabilidades para evitar cualquier demanda por parte del Gobierno cubano.

En ese orden comentó que pasivos deben ser analizados para evitar procesos judiciales y consecuencias que traerá un acuerdo empresarial con el Gobierno de Raúl Castro.

>> Las medidas más polémicas de Barack Obama.

El magnate ha sido de los nominados por la bancada republicana que se ha mostrado a favor de mantener el acercamiento diplomático con la mayor de las Antillas si llega a la presidencia. 

Marco Rubio (ya fuera de la  contienda) y Ted Cruz prometieron en Ohio romper las relaciones con Cuba; mientras el gobernador de este estado, John Kasich, se limitó a indicar que "acabaría con la política de EE.UU. de tratar mejor a sus enemigos que a sus amigos".

Aunque Trump está de acuerdo con las nexos bilaterales y la política de Obama hacia Cuba, pero se encuentra "a medio camino entre la posición del mandatario" y el rechazo absoluto de sus rivales republicanos, además de una multitud que lo ve como extremista. 

El sábado 19, miles de estadounidenses manifestaron en su contra en la Quinta avenida de la ciudad de Nueva York, donde el empresario tiene la Torre Trump

La protesta fue convocada por varios grupos, incluidos algunos vinculados al movimiento "Black Lives Matter”, que han repudiado las últimas semanas las políticas extremistas en varios actos del aspirante republicano. 

 

 

Antes de esta protesta, los mitin de Trump tenían la particularidad de ser polémicos. Sus seguidores agredían a latinos, afroamericanos y religiosos por emitir opiniones contra las declaraciones del postulante republicano. 

Un ejemplo reciente es el del estado de Kansas, donde dos estudiantes fueron víctimas de vejación por parte de un simpatizante racista del precandidato. 

>> Clinton y Trump salen victoriosos en Supermartes 3 de EE.UU.

>> Donald Trump, el elegido 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.