• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las protestas en diferentes ciudades brasileñas se han mantenido como recordatorio del rechazo hacia el interino Temer y sus medidas.

Las protestas en diferentes ciudades brasileñas se han mantenido como recordatorio del rechazo hacia el interino Temer y sus medidas. | Foto: La Campora VL

Publicado 5 septiembre 2016

Agricultores y movimientos sociales de Brasil tomaron la sede del ministerio de Hacienda como parte de la Jornada de Luchas Unitarias. 

Dos mil trabajadores rurales y movimientos sindicales y sociales vinculados al trabajo en el campo tomaron este lunes la sede del Ministerio de Hacienda de Brasil para exigir la salida del presidente interino Michel Temer.

Los participantes de la manifestación denuncian la criminalización de los movimientos sociales, defienden la reforma agraria y la demarcación de tierras indígenas y quilombolas. 

El dato: Las comunidades quilombolas están formadas por habitantes rurales afrodescendientes que viven en su mayoría de la agricultura de subsistencia en tierras donadas, compradas u ocupadas. La Organización de las Naciones Unidas estima que existen unas 3 mil comunidades en el territorio brasileño. 

También exigen la restitución del Ministerio de Desarrollo Agrario, que fue suspendido por el Gobierno de Temer, y exigen elecciones directas. 

A su vez, la toma del edificio del Ministerio de Hacienda se enmarca dentro de la Jornada de Luchas Unitarias. En esta acción participan movimientos como el de los Trabajadores Rurales sin Tierra, Pequeños Agricultores, Mujeres Campesinas, Campesino Popular y la Confederación Nacional de los Trabajadores de la Agricultura. 

En contexto

Antes de la destitución o "golpe parlamentario" definido así por la misma mandataria Dilma Rousseff, el presidente interino Michel Temer inició una serie de reformas sin someterlas a consulta.

Una de las medidas fue el paquetazo que consiste en la privatización del sector eléctrico, en el cual se han expropiado más de 200 pequeñas empresas. 

La voluntad de Temer es eliminar el fondo creado para invertir los ingresos petroleros en educación. Igualmente, ha lanzado nuevos recortes en derechos laborales y pensiones. Según el propio Michel Temer, el déficit público en 2016 será de 84 mil millones de dólares, mucho más alto que los 27 mil millones de dólares de déficit en 2015. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.