Surge polémica por actual formato de la Serie del Caribe | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En la edición de 2014, el torneo de béisbol se amplió a cinco equipos con la incorporación de Cuba.

En la edición de 2014, el torneo de béisbol se amplió a cinco equipos con la incorporación de Cuba. | Foto: Gustavo Granado Cardozo

Publicado 11 febrero 2015

Peloteros, dirigentes y fanáticos del béisbol latino tienen opiniones divergentes acerca del sistema caribeño para su torneo de clubes, que califican de injusto y poco equitativo.

La Serie del Caribe 2015, efectuada en San Juan, Puerto Rico, trajo consigo opiniones encontradas. El corto torneo de clubes que hace apenas dos años se llevaba a cabo solamente con la participación de México, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela, agregó desde la edición pasada -realizada en la isla de Margarita al oriente venezolano- a la representación de Cuba. Dicho ingreso generó un número impar de cinco naciones y por ende, un cambio obligatorio en el sistema de competencia.

La Serie del Caribe se disputaba con un sistema de “todos contra todos” a dos vueltas y coronaba campeón al equipo con mejor desempeño en seis juegos. Esta modalidad daba como resultado que los clubes celebraran su título a veces sin jugar, o se disputaban encuentros para que rivales que poseían récord muy negativos cumplieran con el calendario. El sistema ameritaba un cambio y el reingreso de Cuba fue el momento propicio para efectuarlo.

Para estas dos ùltimas ediciones del clasico caribeño se utilizó la modalidad de fase única, en un todos contra todos entre los cinco países participantes. Al finalizar la primera ronda se eliminaba a la novena con peor registro, y clasificaban a un proceso semifinal el resto de los equipos. En esta fase se enfrentaban el primero contra el cuarto y el segundo contra el tercero. Los dos equipos victoriosos iban a una final para decidir al equipo ganador.

Punto de divergencias

La polémica surge cuando equipos que culminan invictos o con un récord positivo su participación por la ronda inicial, tienen que ir a la semifinal contra el último de los clasificados, como fue el caso de los Caribes de Anzoátegui de Venezuela, que perdió contra los Vegueros de Pinar del Río de Cuba en la fase de “muerte súbita” y se despidió del torneo luego de haber llegado hasta allí con récord de cuatro victorias y ninguna derrota.

Muchos no vieron con buenos ojos que un sólo partido dictaminara la suerte de Caribes en la competencia, a pesar de haber barrido en la primera fase a todos sus rivales, incluyendo al equipo cubano.

El dirigente de los Caribes de Anzoátegui, Omar López, no se excusó por la derrota y asumió la responsabilidad total del encuentro, pero también declaró no estar de acuerdo con lo poco equitativo de la cita caribeña.

“Lamentándolo mucho esas son las reglas y hay que saberlas asumir”. Obviamente no estoy a favor, porque después de que uno le gana al resto de los equipos y queda invicto, en lo que podríamos decir que fue la primera fase, y juegas cuatro encuentros de forma excelente para que después una sola derrota te deje fuera, es algo injusto. A nivel mental es mucho más difícil de asumir. Todo equipo tiene derecho a tener un mal día”, explicó el estratega venezolano.

Este hecho fue el centro de un airado debate, pues Cuba, que regresó a la Serie del Caribe luego de 55 años, se sintió aludida por los reclamos de fanáticos y dirigentes de béisbol. Sin embargo, la discusión no es por Cuba, país que siempre ha gozado de buena pelota. Lo que se reclama en este caso es la modalidad con la que cuenta la serie. Sus críticos no ven equidad en eliminar a un equipo en la primera fase y darle la posibilidad de alzarse con el campeonato luego de haber perdido tres encuentros.

Lo cierto es que a pesar de que algunas personalidades ligadas al béisbol caribeño apoyan el actual formato, se llevará a cabo una reunión en la Confederación del Caribe para elegir un posible cambio en el sistema para la siguiente cita deportiva. Un sistema que le otorgue mayores posibilidades de alzarse con el cetro de la serie al conjunto que mejor récord presente, desde el inicio hasta que culmine la competencia.

El presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, Oscar Prieto Párraga, prometió encarar una nueva etapa y proponer un sistema más regular.

“Nosotros siempre estamos abiertos a todo. Sí los equipos de la liga venezolana creen que hay que llevar una nueva propuesta, la llevamos y sí tenemos que defenderla, lo haremos. No está fácil. Llegar a este formato no fue fácil. El anterior duró más de 50 ediciones y de verdad no sé qué vaya a pasar”, sostuvo el dirigente.

Entre tanto, una de las propuestas que tiene mayor peso y aceptación es la de mantener el modelo “todos contra todos” con una sola vuelta, y al terminarla, que los primeros dos equipos con los récord más exitosos jueguen una final de un sólo encuentro. El campeón quedaría entre los dos de la cima, dándole justicia al torneo.


Comentarios
1
Comentarios
Bastante escratofilico,no ?
Nota sin comentarios populares.