• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El primer ministro ruso aseguró que su país continuará en la lucha contra el terrorismo.

El primer ministro ruso aseguró que su país continuará en la lucha contra el terrorismo. | Foto: Reuters

Publicado 18 noviembre 2015

Después de dos semanas de investigaciones, Rusia descubrió que el accidente aéreo del A321 se debió a un acto terrorista.

Los ataques perpetrados contra el autodenominado Estado Islámico (EI), son una firme declaración de guerra contra el mundo civilizado, así lo señaló el primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev.

El funcionario se refirió al atentado contra el A321, que fue derribado en Sinaí, Egipto.

“El ataque contra nuestro avión y el ataque terrorista en París, son una enorme pérdida humana. Estos sucesos han exacerbado la agenda política mundial. Se ha declarado una guerra a todo el mundo civilizado”, expresó. 

Lea también: Putin: Caída del A321 en Egipto fue un ataque terrorista

EL DATO

El EI prometió que tras las operaciones de Rusia en Siria, en la nación euroasiática se derramarán ríos de sangre. 

Desde el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, el premier ruso destacó que la amenaza es global, por lo que es necesario “unirse en la lucha” contra el terrorismo. 

Aseguró que Rusia continuará sus acciones de forma solitaria contra este crimen, al tiempo que aseguró que Occidente puede colaborar en esa lucha, aunque no se sepa “a qué precio”. 

 

Por otra parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin adelantó que los servicios especiales recibieron órdenes de tomar medidas para identificar y castigar a todos los involucrados en la organización del atentado del pasado 31 de octubre. 

"No sólo debemos continuar nuestras operaciones militares de aviación en Siria. Debemos reforzarlas de tal modo que los criminales se den cuenta de que la venganza es inevitable", agregó este lunes el mandatario ruso. 

Lea también: Rusia y Francia se unen en contra del terrorismo

En contexto 

El pasado 31 de octubre, el Airbus A321 de la aerolínea rusa Kogalymavia, que viajaba desde que Sharm el-Sheij (Egipto) hasta San Petersburgo (Rusia) fue derribado cuando atravesaba la Península de Sinaí, lo que ocasionó la muerte de 224 personas que iban a bordo. 
Tras llevarse a cabo las investigaciones, el presidente Putin oficializó este martes, que el accidente se debió a un ataque terrorista, en el que se utilizó una bomba equivalente a un kilógramo de TNT. 
Rusia ha decidido intensificar las acciones militares aéreas en Siria, país donde lleva a cabo una ofensiva contra los grupos terroristas desde el pasado 30 de septiembre, a solicitud del país árabe, en el que ha logrado destruir hasta dos mil objetivos utilizados por los extremistas. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.