• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La doctora Liza viajaba regularmente a Siria para distribuir ayuda humanitaria, fármacos y equipo médico.

La doctora Liza viajaba regularmente a Siria para distribuir ayuda humanitaria, fármacos y equipo médico. | Foto: EFE

Publicado 27 diciembre 2016

La doctora Liza, una de las fallecidas en el siniestro aéreo del pasado domingo, viajaba a Lakatia para entregar ayuda humanitaria. 
 

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, informó que la ayuda humanitaria que tenía que llevar a Siria la doctora Liza, quien perdió la vida en el siniestro aéreo del Tu-154 el pasado domingo, ya está en la base militar de Jmeimim y "será entregada a los necesitados en los próximos días".

"La causa por la que ella luchaba con nosotros en Siria, ayudar a la población civil, a los niños, a los hospitales, debe continuar", añadió Shoigú.

>>Rusia halla caja negra del avión estrellado en el mar Negro

Igualmente, el diplomático ruso dijo que el Ministerio que representa se encarga de las labores de búsqueda de los cuerpos de las víctimas del accidente aéreo ocurrido en el mar Negro y de "investigar las causas de esta terrible tragedia".

En el avión viajaba la presidenta de la fundación Spravedlívaya Pomoshch (Ayuda Justa), Yelizabeta Glinka, quien llevaba ayuda humanitaria a Siria.

Un Tu-154 del Ministerio ruso de Defensa que partió de Moscú con destino a Latakia, en Siria, cayó al mar Negro, a unos seis kilómetros de la costa, poco después de despegar del aeropuerto de Sochi donde hizo escala para repostar. 

¿Quién era la doctora Liza?

La doctora Liza fue presidenta de la sociedad caritativa estadounidense VALE Hospice International y fundadora de los primeros hospitales para enfermos terminales de Moscú y Kiev. 

Formaba parte del Consejo presidencial para el desarrollo de la sociedad civil y los derechos humanos.Viajaba a Siria para llevar medicamentos a un hospital.

Ayudaba a aliviar los problemas que enfrenta la población, especialmente los niños, en las zonas de los conflictos de Siria y Donbás (en el este de Ucrania), regiones a las que viajaba regularmente para distribuir ayuda humanitaria, fármacos y equipo médico.

El 8 de diciembre recibió el premio estatal ruso en defensa de los derechos humanos. "Nunca sabemos a ciencia cierta si volveremos con vida, porque la guerra es un infierno en la Tierra. Sin embargo, estamos seguros de que la bondad, la compasión y la misericordia funcionan mejor que cualquier arma", dijo durante su discurso.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.