• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rousseff reiteró que está convencida de su lucha y que no piensa en una posible derrota.

Rousseff reiteró que está convencida de su lucha y que no piensa en una posible derrota. | Foto: Reuters

Publicado 18 agosto 2016

La mandataria brasileña aseveró que su alegato ante el Senado será a favor del respeto al voto directo del pueblo.

La presidenta constitucional de Brasil, Dilma Rousseff, aseveró este jueves que defenderá la democracia y la justicia en su alegato ante el Senado el lunes 29 de agosto durante la fase final del juicio político.

"Espero del Senado justicia. En el Senado voy a argumentar, no solo en favor de la democracia, del respeto al voto directo del pueblo brasileño, si no también a argumentar a favor de la justicia", aseguró en un encuentro con periodistas internacionales.

>> Juicio final contra Dilma Rousseff comenzará el 25 de agosto

El 31 de agosto, el Senado brasileño tomará una decisión definitiva sobre la destitución de la mandataria, que se encuentra suspendida del cargo desde el pasado 12 de mayo, cuando inició el juicio político en su contra que busca su destitución. Rousseff ha denunciado que se trata de un golpe de Estado parlamentario y ha reiterado su inocencia de las supuestas maniobras fiscales, de las cuales se le acusa.

Desde la separación de Rousseff del cargo, el vicepresidente Michel Temer asumió la jefatura interina de Estado. Su mandato ha estado marcado por políticas de privatizaciones y recortes sociales. La mandataria constitucional lo ha señalado de ser uno de los artífices del golpe de Estado.

De ser considerada culpable, Rousseff será destituida e inhabilitada por ocho años. El gobierno conservador de Michel Temer se mantendrá en el poder hasta fines de 2018. Si es declarada inocente, podrá retomar sus funciones.

Temer es acusado de corrupción y podría ser investigado

El expresidente de la compañía brasileña Odebrecht, Marcelo Odebrecht, acusado por el caso de Petrobras, señaló el pasado 6 de agosto, durante una declaración ante la Justicia de ese país, que Michel Temer es uno de los beneficiados de la red de corrupción dentro de la estatal.

El empresario intenta negociar una reducción de su condena y en una de sus interpelaciones aseguró haberse reunido con el presidente interino de Brasil en 2014 para convenir una “donación” de diez millones de reales (3,1 millones de dólares) a la campaña de Temer.

El encuentro se realizó en el Palacio do Jaburu, residencia oficial de la Vicepresidencia brasileña, cargo que ocupaba Temer antes de la suspensión temporal de la mandataria Dilma Rousseff.

Por los vínculos de Temer con el caso Petrobras, se hizo una solicitud para abrirle un juicio político, pero esta no ha sido respondida por la justicia brasileña.

Si se inicia una investigación oficial a Temer por corrupción, este sería descartado para culminar el mandato presidencial de Dilma Rousseff en caso de que fuera destituida. 

Elecciones anticipadas

La presidenta Rousseff propuso el martes 16 agosto hacer un referendo sobre la realización de elecciones anticipadas como única solución a la crisis política y económica que sufre el gigante suramericano.

“La restauración plena de la democracia requiere que la población decida cuál es el mejor camino para mejorar la gobernabilidad”, dijo Rousseff en una carta dirigida a los senadores y al pueblo brasileño.

Rousseff afirmó que "necesitamos fortalecer la democracia en nuestro país y para eso es necesario que el Senado cierre el proceso de 'impeachment' en curso, reconociendo, ante las pruebas irrefutables, que no hay crimen de responsabilidad, que soy inocente".

>> Senadores brasileños defienden propuesta de Rousseff sobre plebiscito


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.