• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rousseff ve imperativo consultar al pueblo si desea ir a elecciones ahora o si prefiere que se impulse una reforma política y electoral en el país.

Rousseff ve imperativo consultar al pueblo si desea ir a elecciones ahora o si prefiere que se impulse una reforma política y electoral en el país. | Foto: Reuters

Publicado 17 agosto 2016

Partidarios del presidente interino Michel Temer sostienen que ello solo retrasaría la salida de la coyuntura política, social y económica que vive Brasil.

Parlamentarios de izquierda han manifestado su respaldo a la propuesta que este martes emitió la apartada presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sobre la realización de un plebiscito en el que se consulte al pueblo sobre su deseo de celebrar elecciones presidenciales anticipadas, o bien realizar una reforma política y electoral en el país suramericano.

>> Rousseff propone elecciones anticipadas por la democracia

Entre tanto, los partidarios de Temer han calificado el pronunciamiento de Rousseff como "una tardanza" en las propuestas que deben ser promovidas para salir de la crisis política que enfrenta Brasil tras el golpe parlamentario.

"La restauración plena de la democracia requiere que la población decida cual es el camino para ampliar la gobernabilidad y mejor el sistema político electoral brasileño", opinó Rousseff.

Francisco Leite, periodista y especialista en medios de comunicación, resaltó que las palabras de la dignataria, podrían quedarse solo en tesis y no pasar a la puesta en marcha, debido a que el país latinoamericano está sufriendo un grave distanciamiento político. En este sentido, resaltó que a menos de dos meses para que se celebren las elecciones municipales, nadie pone sobre la palestra pública los problemas regionales que tiene el país.

>> Supremo de Brasil inicia investigación a Rousseff y Lula

Pese a que Leite señala que es difícil poner en práctica este plebiscito para celebrar elecciones anticipadas; calificó las palabras de Rousseff como una luz para el momento actual que vive Brasil, "este momento de golpe, (en el que incluso) el Gobierno golpista ya está exportando el Golpe para el Mercosur", denunció.

Sus palabras están contextualizadas en la situación que actualmente vive el bloque integracionista Mercardo Común del Sur (Mercosur), compuesto por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela. En este sentido, el analista criticó la actitud del ministro interino de Relaciones Exteriores brasileño, José Serra, quien fue denunciado por su par uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, de querer "comprar el voto de Uruguay" para que fuera en contra del derecho de Venezuela de ejercer la conducción del Mercosur. Serrá prometió a Novoa involucrar a su socio en futuros acuerdos comerciales a cambio de darle la espalda a Venezuela.

Respecto a la situación interna, Leite recordó como el golpe ha impactado en todos los sectores sociales y ha sido un golpe a los derechos laborales, a las empresas estatales nacionales, incluso a los derechos sociales que han sido empoderados durante los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y de Dilma Rousseff.

>> Juicio final contra Dilma Rousseff comenzará el 25 de agosto

Sobre la reforma política y electoral, el analista concordó con la mandataria constitucional en la gran necesidad que tiene el país de este cambio político. Sin embargo, señaló que era muy difícil que este se realice con un congreso nacional cuya mayoría (de dos tercios o más) ha elegio el impeachment en contra de Rousseff.

Para Leite, la única forma de que esta reforma avance es que exista un clamor social.

"Todo indica que en el futuro muy próximo el país va a vivir y sentir realmente esos problemas" generados por el sistema político obsoleto de Brasil. El analista explicó que de aprobarse la destitución de Rousseff, se pondrá en práctica las medidas económicas más drásticas: el congelamiento salarial, la reducción de las pensiones, la privatización de la salud y de la educación, entre otras más.

El también periodista y especialista en medios de comunicación denunció como el Sur es víctima del "blindaje mediático, que es un sinónimo para censura absoluta", la cual está destinada a proteger a todos lo gobernantes, "sobre todo a los golpistas".

>> CIDH analiza solicitud para frenar juicio político a Rousseff

En contexto
Acusado de golpista y de entablar un “Gobierno ilégitimo”, tras una gran conspiración que concluyó con la aprobación de un proceso judicial que apartó a la mandataria constitucional Dilma Rousseff de sus funciones el pasado 12 de mayo; Michel Temer asumió la jefatura de Estado. Su breve mandato a estado marcado por políticas de privatizaciones y recortes, algo que aumenta el descontento popular.
Si para finales de agosto, fecha en que se tiene prevista culmine el impeachment contra Rousseff, la mandataria es considerada culpable, ella será destituida e inhabilitada por ocho años. Y el gobierno conservador de Temer se mantendrá en el poder hasta fines de 2018, momento que se celebrarán nuevamente las elecciones presidenciales de acuerdo al sistema electoral brasileño. Si Rousseff es declarada inocente ella podrá retomar sus funciones.
Sin embargo, el pasado miércoles 9 de agosto, el Senado brasileño dio otro paso hacia la destitución de Rousseff. Con 59 votos contra 21, el Senado aceptó la acusación sobre irregularidades fiscales en el presupuesto 2015. Mientras defensores y detractores del impeachment se enfrentaban, en al menos 16 ciudades se realizaban manifestaciones en reclamo a la salida de Temer.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.