• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Según los sondeos , los republicanos han ganado más de 120 escaños en la zona este del país norteamericano. (Foto: Reuters)

Según los sondeos , los republicanos han ganado más de 120 escaños en la zona este del país norteamericano. (Foto: Reuters)

Publicado 5 noviembre 2014

Medios estadounidenses y sondeos a boca de urna señalan que los representantes del partido republicano conquistaron la mayoría de los curules tanto del Senado como de la Cámara de Representantes. 

El partido Republicano habría conquistado este martes la mayoría en el Senado estadounidense y también el control de las dos cámaras del Congreso, de acuerdo con proyecciones de medios norteamericanos.

​Los republicanos habrían ganado en Colorado (oeste), Arkansas (sur) y Dakota del Sur (norte), Carolina del Norte, Montana, Virginia Occidental y Iowa,  lo que otorga a los conservadores el control total del Congreso durante los dos últimos años de mandato del presidente de EE.UU., Barack Obama.

Según los resultados generales a boca de urna, los republicanos han ganado más de 120 escaños en la zona este del país norteamericano. Medios estadounidenses han reseñado que podrían sobrepasar los 218 puestos republicanos al conteo final.

La victoria republicana marca la primera vez, desde 2006, que ese partido controla ambas cámaras del Congreso y augura un difícil fin de presidencia a Obama.

"El presidente está siguiendo los resultados desde la Casa Blanca y ha hablado con candidatos a la Cámara Baja, el Senado y las Gobernaciones de ambos partidos", dijo el portavoz de Obama, Josh Earnest, en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Estos resultados representan un duro revés para el gobierno del presidente Barack Obama, debido a que hasta este martes los Demócratas gozaban de una ajustada mayoría en el Senado, pero sus candidatos perdieron siete plazas ante los Republicanos.

El senador Mitch McConnell -quien en la jornada fue reelecto a su banca por el estado de Kentucky- se convertirá en el líder de la oposición a Obama desde la cámara alta del Congreso.

Golpe para Obama

Con la pérdida de la mayoría Demócrata en el Senado, el mandatario tendrá una gestión sin apoyo legislativo, por lo que se vería limitado para aprobar muchas leyes y reformas.

Los resultados han sido analizados como un voto castigo para Obama ante la insatisfacción ocasionada por temas como la amenaza del grupo Estado Islámico; el brote de ébola y la pérdida de empleos. A pesar de tener una pequeña caída en la tasa de desempleo y colocar la gasolina a menor precio, dichas maniobras no ayudaron al partido del presidente estaodounidense.

Según apuntan las principales cadenas informativas, un sólido grupo mayoritario republicano, colocaría al presidente de la cámara baja John Boehner en ventaja para la aprobación de iniciativas de ley.

El presidente Obama, cuyo partido perdió 63 escaños en 2010, se convertiría en el presidente con dos mandatos que más escaños legislativos pierde en elecciones intermedias.

Sin embargo, por los posibles resultados en esta elecciones, los estadounidenses también están preocupados de que nuevas divisiones en el gobierno podrían continuar para detener cualquier movimiento en hacer frente a la creciente lista de problemas sociales y económicos que enfrenta la población del país.

Persona

Barack Obama

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.