• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 30 julio 2015

El mandatario ecuatoriano rechazó el ataque a dos periódicos de Guayaquil, donde estallaron bombas panfletarias.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, rechazó los hechos ocurridos la noche de este miércoles cerca de las instalaciones de los diarios El Telégrafo y el Universo, ubicadas en la ciudad de Guayaquil (sureste),  donde estallaron dos bombas panfletarias.

Correa afirmó que esas acciones forman parte del golpe blando que se desarrolla contra su Gobierno y buscan crear un clima de desestabilización a propósito de las elecciones presidenciales de febrero de 2017. “Saben que perderán en las urnas y por eso, buscan formas de sacarnos”, puntualizó.

“En la oposición hay una amalgama. La derecha que sabe lo que hace para recuperar su poder, y una izquierda instrumentalizada por la derecha, entre ellos la izquierda indígena, que se ha convertido en el MPD con poncho –Movimiento Popular Democrático-, que ha sido la mejor aliada de la derecha y lo único que les interesa es mantener sus espacios de poder que los han perdido con el gobierno”, explicó el mandatario.

Lea también: Correa insta a estar alerta ante intentos de desestabilización

En este contexto, recordó lo que ha significado históricamente para el país el MPD, que tenía secuestrado algunos servicios como la educación y la salud, derechos fundamentales de todos los ecuatorianos.

El Jefe de Estado enfatizó que no hay motivos para los intentos desestabilizadores, si antes protestaban con el alza de impuestos, ahora lo hacen por el cambio y la inversión social.

Correa reiteró que no permitirán este tipo de actos e invitó al pueblo de Ecuador a rechazar todo tipo de violencia y el paro nacional convocado para el próximo 13 de agosto.

Lea también

Correa: protestas antigubernamentales afectan la economía


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.