• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las encuestan muestran que no ha mucha diferencia entre Clinton y Trump.

Las encuestan muestran que no ha mucha diferencia entre Clinton y Trump. | Foto: Reuters

Publicado 7 noviembre 2016

En medio de denuncias de que las elecciones están "arregladas", los estadounidenses escogen este martes a sus 538 electores que deberán nombrar al sucesor de Barack Obama.

Los estadounidenses eligen este martes a los 538 miembros del Colegio Electoral que escogerán al próximo presidente de EE.UU. Ante la reñida campaña entre Hillary Clinton y Donald Trump surge la interrogante ¿qué pasa si empatan? y aún más grave ¿qué pasa si se evidencia fraude?

En EE.UU. el presidente es elegido por la mayoría de los 538 electores escogidos y no por la mayor cantidad de voto popular. Para ganar el candidato debe obtener 270 votos, pero puede ocurrir que ambos obtengan 269 votos. Es un escenario poco probable, pero las encuestas no muestran mucha diferencia entre Clinton y Trump.

Según la encuesta 270 to win, existen hasta 126 posibilidades de empate en varios estados, mientras que RealClearPolitics indica la posibilidad de 26 empates en 12 estados, publicó la revista Time.

Si Clinton y Trump empatan o ninguno logra los 270 votos necesarios, las 50 delegaciones de la Cámara de Representantes de EE.UU. elegirán mediante sus 50 votos quien será el presidente.

"Los republicanos controlan 33 delegaciones de la Cámara de Representantes y los demócratas controlan 14", indica la revista Time. Sin embargo, la votación en el Congreso ocurriría el 3 de enero de 2017, cuando este sea cambiado.

Si en el Congreso también hay un empate (25 y 25), entonces ni Clinton ni Trump podrán gobernar. La Duodécima Enmienda a la Constitución de EE.UU. y la Vigésima Enmienda indica que si la Cámara de Representantes no logra elegir al presidente, el Vicepresidente electo por el Senado actuará como mandatario "hasta que haya un presidente idóneo".

En este caso, el demócrata Tim Kaine o el republicano Mike Pence asumirían la presidencia. Si el Senado también falla en elegir al presidente, entonces el portavoz en funciones de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, sería el nuevo mandatario de EE.UU.

¿Qué pasa si se evidencia fraude?

El candidato republicano Donald Trump y varios sectores de la población estadounidense han denunciado que las elecciones en EE.UU. están arregladas o que son fraudulentas. Esto puede llevar al escenario de la disputa electora (election contest) que refuta los resultados de uno o varios estados. El desenlace sería un procedimiento jurídico especial.

Para que esto ocurra debe presentarse evidencia convincente de que los votos en algún estado fueron contados incorrectamente o que hubo fraude electoral. 

Solo se recurre al procedimiento jurídico especial cuando existe un margen suficiente para cambiar de forma definitiva los resultados de las elecciones.

>> 7 datos curiosos de las elecciones en EE.UU.


Comentarios
1
Comentarios
en cuanto a fraude electoral es obvio de que lo hay todo el tiempo. La élite de EU le tiene pánico al voto del pueblo estadounidense, por eso inventaron este sistema para que el poder no se les vaya de las manos.
Nota sin comentarios populares.