• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los considerados "subversivos" por la CIA eran anestesiados con "Ketalar" y eran arrojados al mar.

Los considerados "subversivos" por la CIA eran anestesiados con "Ketalar" y eran arrojados al mar. | Foto: Reuters

Publicado 15 diciembre 2016

Documentos desclasificados revelaron que Estados Unidos apoyó al dictador argentino José Rafael Videla y le consideró un "moralista" con "integridad". 

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos desclasificó información esta semana que reveló que EE.UU. sabía sobre las torturas y violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la dictadura del argentino José Rafael Videla. 

Un contacto de una fuente de los derechos humanos en la profesión médica, cuyos reportes fueron confiables, informó que a los denominados "terroristas" y "subversivos" se les administraba un poderoso sedante llamado "Ketalar", el cual fue descrito por la fuente como "un potente analgésico" que lograba que el individuo perdiera la conciencia rápidamente. 

Cuando la víctima del "Ketalar" quedaba completamente desposeída del control de sus funciones vitales, era arrojada al océano. 

Un contacto de la embajada de los derechos humanos reportó que los Estados Unidos estaba al tanto de las torturas realizadas al activista argentino por la paz, Adolfo María Pérez Esquivel, quien fue golpeado por guardias en la prisión argentina de La Plata, quienes le quebraron varias costillas en distintas oportunidades. 

Igualmente, la CIA consideró a Videla como un "moralista" con "integridad". Para muchos argentinos, Videla era el rostro más destacado de la dictadura, protagonista de un golpe de Estado que culminó con la democracia peronista en Argentina. 

A José Rafael Videla se le considera el responsable de la llamada "solución final", es decir, el llamado "tráfico de bebés", mediante el cual los militares robaban los hijos a los prisioneros del régimen. El Departamento de Estado de EE.UU. le asignó a los niños hurtados familias adoptivas, según los archivos. 

Plan Cóndor

Los documentos informaron sobre el reconocimiento por parte de la CIA de la guerra psicológica y actividades no violentas como campañas propagandísticas para difundir supuestos crímenes y atrocidades cometidos por "terroristas", generalmente activistas de izquierda o civiles sin relación con la política.

Por ejemplo, en Bolivia y Argentina planearon lanzar una campaña contra la Iglesia Católica y otros grupos religiosos que presuntamente apoyaban movimientos de izquierdas. 

La CIA estuvo presente en las elecciones de Ecuador de 1978

Los documentos desclasificados arrojaron información sobre un resumen hecho por la DIA (Agencia de inteligencia de la defensa de Estados Unidos), sobre las intenciones de la nación norteamericano de manipular los resultados electorales en Ecuador durante la segunda vuelta para favorecer al contrincante de Jaime Roldós Aguilera del partido Concentración de Fuerzas Populares. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.