• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El país no puede declararse en bancarrota, según la legislación federal

El país no puede declararse en bancarrota, según la legislación federal | Foto: ResumenLatinoamericano

Publicado 5 agosto 2015

Los puertorriqueños se mantienen en calma tras el primer impago de la histórica deuda que el Gobierno de Alejandro García Padilla no canceló a la Corporación para el Financiamiento Público de Puerto Rico (PFC siglas en ingles) por un monto de 93,7 millones de dólares.


En respuesta a las críticas por el incumplimiento del pago, la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento de Puerto Rico (BGF), Melba Acosta, sostuvo que no se pagó por el vencimiento de una emisión de deuda de la Corporación para el Financiamiento Público (PFC, por su sigla en inglés) y por falta de fondos asignados para el presente año fiscal.

Este primer impago puede ser solo el preámbulo de un incumplimiento a gran escala de futuros vencimientos que conduzca a una de las mayores reestructuraciones de la deuda pública de Estado Unidos, EE.UU.  

La Corporación para el Financiamiento Público no cumplió este fin de semana con un pago a sus acreedores, la incertidumbre y la preocupación reinan, aunque significa solo una mínima parte de los 73.000 millones de dólares que adeudan todas las corporaciones públicas.

Lea también: Puerto Rico en calma tras primer impago de la histórica deuda

El antiguo jefe de Análisis y Estudios Económicos del estadal Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Santos Negrón, señaló que una de las primeras consecuencias será la degradación de la deuda de corporaciones puertorriqueñas.

“Es difícil predecir una solución una vez que el Gobierno pretende cumplir ante sus ciudadanos con el mantenimiento de servicios y no tocar el empleo de los funcionarios, lo que según dijo parece difícil de conciliar con las exigencias de los acreedores que piden que el dinero público se destine a saldar la deuda” subrayó Negrón.

Algunas agencias internacionales expresaron su preocupación ante la gravedad de la problemática que ha originado el incumplimiento por parte de la Corporación para el Financiamiento Público, exigen que se esclarezca el monto exacto de la deuda, ya que esto podría ser solo el inicio de otros venideros.

El catedrático de Economía de la Universidad de Puerto Rico José Alameda, en unas declaraciones dadas a Efe que, según la información que ha podido recabar de analistas internacionales, el caso de PFC podría considerarse la antesala de una seria de impagos de una enorme deuda.

Lea también: Puerto Rico: racionamiento de agua se extiende por sequía

Así mismo destacó que las agencias ya habían adelantado que nuevas degradaciones puedan llegar en el futuro, esto afectando a todas las distintas corporaciones de Puerto Rico con deuda emitida.

Martha Quiñones, miembro de La Junta de Directores de la Asociación de Economistas de Puerto Rico, en unas declaraciones dada a la prensa señaló que la única solución es estudiar qué se puede pagar y que compromisos no se pueden asumir.

Además, Quiñones añadió que la isla caribeña se parece más al de Grecia que al de Detroit, recordando que en julio de 2013 dicha ciudad se registro con una deuda de más de 18.000 millones de dólares provocando que la ciudad más grande de Estados Unidos se declarará en quiebra. 

Lea también: Puerto Rico tendría dificultades para acceder a nuevos créditos tras impago

Quiñones apuntó que la diferencia estriba en que Detroit pudo acogerse a una ley que permitió a la ciudad reestructurar su deuda, mientras que Puerto Rico carece de cualquier mecanismo legal para ello.

Por otra parte, las autoridades puertorriqueñas aseguran no estar en condiciones de pagar una deuda de 73 mil millones de dólares, no obstante, la isla como estado libre asociado de Estados Unidos (EE.UU.) no puede declararse en bancarrota, de acuerdo con la legislación federal.

El país deberá hacer frente a la deuda luego de que el Gobierno norteamericano no se planteara un rescate federal de la isla del Caribe de 3,5 millones de habitantes que fue invadida por EE.UU. en 1898. 


Recortes y alza de impuestos ahogan a los puertorriqueños

La isla caribeña, de 3,5 millones de habitantes, vive con una tasa de desempleo de 12,6%, más del doble que el promedio en Estados Unidos. Este hecho, además de la recesión, ha provocado una fuerte migración en los últimos años, la que se ha intensificado.

Entre 2010 y 2013, 144 mil personas abandonaron la isla, con destino hacia estados como Florida y Nueva York, principalmente.

Uno de cada tres nacidos en la isla vive en Estados Unidos.

El creciente aumento de despidos, sumando a un impuesto sobre la venta que se ubica en un 11,5 %, siendo este el más alto comparado a cualquier estado de Estados Unidos, esta problemática ha fomentado la emigración de cientos puertorriqueños.

El Gobernador García Padilla anunció, además, un nuevo gravamen a los servicios, el que entrará en vigor el 1 de octubre. A esto hay que añadir la sequía que vive la isla, donde en algunos sectores se ha cortado el suministro de agua hasta por dos días.

Nuestro corresponsal, Eduardo Martínez,  informó que Estados Unidos no tiene preparado mas financiamiento a este país, esto según información dada por este país.

Lea también: Puerto Rico: Ciudadanos desconocen consecuencias del impago

Resaltando que algunas líneas del transporte público han sido clausuradas para no seguir invirtiendo dinero en esto, actualmente están utilizando transportes privados para poder solventar la problemática del transporte.

Por otra parte menciona  que hay un racionamiento de agua debido a la sequía, se habla de un plan de contingencia ya que las clases comienzan dentro de una semana y se verán afectados más de 30 mil estudiantes, e incluso han acordado en cerrar algunas escuelas debido a esta problemática que enfronta el país.


Vea aquí las cifras sobre la deuda de Puerto Rico

 

En Contexto:
Puerto Rico entró formalmente en una situación de impago. El lunes, el estado libre asociado a Estados Unidos debía desembolsar US$ 58 millones a una de sus agencias,   la Corporación de Financiamiento Público (CFP), una pequeña parte de una deuda de US$ 72 mil millones. La isla sólo abonó US$ 628.000 por “falta de fondos asignados para el año fiscal en curso”, según dijo la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento, Melba Acosta.
Es la primera vez en la historia que Puerto Rico no paga una deuda. Tras ocho años de recesión, la situación era previsible, ya que el gobernador local, Alejandro García Padilla, había reconocido a fines de junio que la deuda era “impagable”.
 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.