• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El exembajador venezolano frente a la OEA afirmó que Almagro tiene una "batalla que librar" para conseguir los votos necesarios para aplicar el instrumento.

El exembajador venezolano frente a la OEA afirmó que Almagro tiene una "batalla que librar" para conseguir los votos necesarios para aplicar el instrumento. | Foto: EFE

Publicado 22 marzo 2017

La hipotética salida de Venezuela del organismo internacional representa "un golpe mortal" para el mismo porque otros países pueden optar por también retirarse del bloque. 

La amenaza del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de aplicar la Carta Democrática a Venezuela y expulsar a este país del organismo internacional no representa un problema para Venezuela, así explicó el ex diplomático venezolano ante la OEA, Roy Chaderton.

"Este país participa en diversos bloques internacionales que consideran a Venezuela como una nación libre y soberana, por lo que puede sobrevivir sin la OEA", afirmó el ex embajador. 

"Nosotros estamos rodeados pero lo que pasa en que podemos saltar la cerca porque somos un país que no está aislado. Estamos vinculados al resto del mundo. Ayer nos eligieron presidentes de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y el año pasado logramos la presidencia del Movimiento de Países No Alineados", recordó Chaderton.

El ex diplomático consideró la activación de la carta como "una vergüenza" para la imagen de la organización y aseguró: "Será una batalla que habrá que librar y Almagro necesita de dos terceras partes de votos (34 países) para lograr aprobarla. La capacidad de instrumentar este mecanismo no es tan sencillo". 

Chaderton agregó que la aplicación de la Carta Democrática en Venezuela sería "un golpe mortal para la OEA" porque no solo supondrá la salida de Venezuela del bloque sino que impulsará a otras naciones a tomar una decisión similar. 

La solicitud del instrumento jurídico tiene fines políticos aunque Almagro intente maquillarla con la defensa de los derechos humanos y la "crisis humanitaria", además es promovida para ejecutar una supuesta intervención militar por parte de Estados Unidos sobre Venezuela, explicó Chaderton. 

Honduras, país centroamericano, vivió la suspensión de la OEA durante el golpe de Estado hacia Manuel Zelaya Rosales en 2009. 

El organismo internacional guardó silencio mientras la ex secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, justificaba una intervención del hilo constitucional en ese país a través de la "necesidad de restablecer el orden en Honduras y asegurar unas elecciones libres y justas", así lo escribió en su libro "Hard Choices" (Decisiones difíciles). 

La OEA dice defender el orden constitucional en los países y la Carta Democrática solo puede ser activada cuando un país lo pida porque en el mismo "se produzca una alteración del orden constitucional que afecta gravemente su orden democrático". 

En el caso de Venezuela, Almagro cedió a los intereses de la derecha venezolana que utilizan un discurso apocalíptico basado en la crisis humanitaria y de derechos humanos que supuestamente prevalece en el país suramericano, al mismo tiempo intereses del tipo empresarial se esconden detrás de la OEA.

>> Almagro contra Venezuela

El informe de Almagro, presentado por el secretario general, fue auspiciado por la ONG International Crisis Group financiada por la empresa petrolera estadounidense Exxon Mobil. 

Igualmente, la ONG Freedom House, que pide la salida del presidente electo Nicolás Maduro, fue una de las principales agencias intelectuales y propagandísticas que utilizó EE.UU. y es financiada por el Departamento de Estado estadounidense.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.