• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los estadounidenses protestan de varias formas.

Los estadounidenses protestan de varias formas. | Foto: Reuters.

Publicado 2 noviembre 2016

El Servicio de Emergencia de Dakota del Norte solicitó cuatro millones de dólares para "controlar a los manifestantes pacíficos que se resisten a la construcción del túnel".

Las protestas contra el oleoducto Dakota Access crecen debido a que varios Estados se sumarán a las manifestaciones, en las cuales indígenas y activistas son víctimas de la represión policial en Estados Unidos.

La Universidad de Columbia, ubicada en la ciudad de Nueva York, instó a los bancos que financian la construcción del túnel petrolero D. Access, a ofrecer datos que refuten la teoría de que están financiando la respuesta militarizada de los policías. 

El próximo jueves 3 de noviembre el pueblo siux de la reserva Standing Rock en Dakota del Norte realizará una actividad que consiste en comunicarse con los ejecutivos de los bancos que financian el oleoducto para que expliquen el destino final de sus préstamos.

El Servicio de Emergencia de Dakota del Norte solicitó cuatro millones de dólares para "controlar a los manifestantes pacíficos que se resisten a la construcción del túnel", según informó una fuente. 

El personal de seguridad de la empresa dueña del oleoducto Energy Transfer Partners junto con la policía atacaron la protesta con gas pimienta, perros y registros forzosos. 

El próximo sábado realizarán nuevas manifestaciones en la ciudad de Nueva York y en la ciudad de Lansing, estado de Michigan, en EE.UU. Igualmente, varios grupos ambientalistas trabajan para realizar un día de protestas nacionales el 15 de noviembre.

En contexto

El oleoducto transportará unos 470 mil barriles diarios de petróleo desde Dakota del Norte hasta el estado de Illinois. 

La comunidad de Standing Rock junto con activistas, cineastas y artistas reclama por la destrucción de territorios sagrados para los indígenas, igualmente advierten que la cercanía del oleoducto a las aguas del río Missouri traerá contaminación del agua potable que surte a varias comunidades en Dakota del Norte. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.