• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Hombres se acercaban a la ciudad de Ocaña para ofrecerle empleo a los jóvenes usando falsas promesas y ofertas engañosas de un futuro laboral.

Hombres se acercaban a la ciudad de Ocaña para ofrecerle empleo a los jóvenes usando falsas promesas y ofertas engañosas de un futuro laboral. | Foto: EFE

Publicado 31 mayo 2017

Los militares procesados supuestamente conformaban una organización criminal que despojaba de sus documentos a jóvenes de Soacha para ponerles armas en sus cuerpos y reportarlos como "combates exitosos". 

Tres militares del Ejército de Colombia fueron señalados por la Justicia de participar formalmente en el asesinato extrajudicial de tres jóvenes, en otro de los casos denominados "falsos positivos". 

Sin embargo, la juez 47 con funciones de garantía en Bogotá, capital colombiana, no impuso medida de aseguramiento a tres exmilitares investigados por el caso de los denominados falsos positivos de Soacha. 

El soldado Mauricio Puniche Delgadillo y los mayores José Simón Baquero Ramos y Carlos Alberto Rodríguez negaron ser los responsables de los delitos de homicidio agravado, falsedad ideológica en documento público, porte ilegal de armas y desaparición forzada, cargos imputados por la Fiscalía.

Los hechos se registraron entre 2008 y 2009 en el municipio colombiano de Soacha, donde varios hombres llegaron para ofrecer empleo a jóvenes en la ciudad de Ocaña con promesas engañosas de un mejor futuro laboral con pagos diarios y en efectivo.

"Días después de haber sido reclutados fueron llevados a Ocaña, donde posteriormente fueron ultimados en un paraje cercano para hacerlos pasar como muertos en combate, como si fueran guerrilleros", señaló la Fiscalía que destacó que entre las víctimas se encontraba un menor de edad de 16 años.

La Fiscalía sostuvo que "son unos 653 kilómetros de distancia entre Soacha y Ocaña y que estos sujetos adscritos al Ejército no tenían fundamento operacional o fundamento misional del Estado para quitarle la vida a estos muchachos, ni en modo, lugar, tiempo o en circunstancias del conflicto".

La medida de aseguramiento contra los militares se dio luego de que estos buscaron someterse a la ley 1820 de 2016, creada con ocasión del Proceso de Paz en Colombia, para obtener beneficios en el monto de la pena.

>> Denuncian dos nuevos casos de falsos positivos en Colombia

La Fiscalía recalcó que los hechos "no están enmarcados en el contexto de conflicto armado y que por el contrario se trató de homicidio contra personas inermes e indefensas que vivían lejos del lugar donde se registraba el enfrentamiento con grupos armados ilegales".

Los militares procesados supuestamente conformaban una organización criminal que despojaba de sus documentos a jóvenes de Soacha para luego ponerlos en manos de otros militares, quienes los asesinaban y les colocaban armas en sus cuerpos con el fin de reportarlos como "combates exitosos". 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.