• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El alcalde de Monte Claro, Ruy Muniz y su secretaría fueron acusados de corrupción.

El alcalde de Monte Claro, Ruy Muniz y su secretaría fueron acusados de corrupción. | Foto: @elintransigente

Publicado 18 abril 2016



La diputada Raquel Muniz votó a favor del proceso de juicio político en contra de Rousseff y puso como ejemplo para su país a su esposo, el alcalde Ruy Muniz.

La Policía Federal de Brasil arrestó al esposo de la diputada Raquel Muniz, quien votó a favor del proceso de juicio político contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff, aprobado el domingo en el plenario de la Cámara de Diputados.

>> Senado brasileño decidirá sobre juicio político contra Rousseff

Se trata del alcalde de Montes Claros (Minas Gerais, sudeste), Ruy Muniz, a quién la diputada usó como un ejemplo para el país. La detención se produce en menos de 24 horas de que su esposa votara en contra de Rousseff.

"Voto para decir que Brasil tiene solución y el alcalde de Montes Claros nos muestra eso con su gestión", dijo emocionada la parlamentaria antes de repetir agitando una bandera: "Por Brasil, sí, sí, sí".

La Policía Federal (PF) arrestó a Muniz, por ser sospechoso de  "buscar inviabilizar la existencia y funcionamiento de los hospitales públicos" para "favorecer (una) clínica privada", supuestamente de su propiedad y gerenciada por familiares y otros socios económicos. 

>> Cuba rechaza golpe de Estado parlamentario en Brasil

Por el escándalo también fue arrestada la secretaria de Salud de Muniz. Ambos responderán a cargos como fraude, suspensión indebida de licitación pública, estafa, prevaricación y peculado. "Si son condenados, las penas máximas aplicadas a los crímenes sobrepasan los 30 años", indicó la Policía Federal.

En contexto 
El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la Jefa de Estado. 
A la mandataria la acusan de cometer crímenes de responsabilidad y de violar normas fiscales, pese a que la defensa ha señalado que no hay ningún ilícito ni pruebas en su contra.
De ser aprobado el juicio político en el Senado y concretarse su destitución, asumiría la Presidencia de Brasil el actual vicepresidente Michel Temer, quien rompió alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) y contra quien pesa también un pedido de proceso de impeachment.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.