• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 18 abril 2016

La mandataria brasileña aseguró que no existe ningún crimen de responsabilidad para la activación del juicio político en su contra.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, reiteró este lunes que tiene la conciencia tranquila porque no cometió ningún acto ilícito que justifique el juicio político en su contra, que fue aprobado por la Cámara de Diputados y ahora será discutido en el Senado. 

"No fueron actos practicados para enriquecerme indebidamente", aseveró Rousseff y afirmó que "cuando un presidente realiza esos actos administrativos lo hace basado en una cadena de decisiones, técnicos y jurídicos, y entonces ahí el presidente firma esos hechos".

"Tengo la conciencia tranquila, no los hice ilegalmente", aseguró la mandataria brasileña.

La jefa de Estado recordó que siempre luchó por la democracia, porque cree en este sistema político.

“Cuando era joven enfrenté la dictadura por convicción y ahora enfrento este problema (proceso ilegal para juicio político) por convicción”, agregó.

Reiteró que en la votación del pasado domingo usaron un instrumento antidemocrático para condenar a una inocente.

>> Juicio a Dilma es una operación mundial dirigida por EE.UU.

Rousseff indicó que  la "Constitución estipula que es necesario que existan crímenes de responsabilidad para que una persona pueda abandonar el cargo de presidente de la República".Recordó que cuando fue electa presidenta recibió más de 50 millones de votos.

"Los actos por los que me acusan fueron practicados por otros presidentes antes de mí y no fueron categorizados como actos ilegales", señaló.

Condenó a la derecha brasileña por no permitirle gobernar en los últimos 15 meses.

Proceso para entregar la decisión de la Cámara al Senado

Informó que el presidente del Senado, Renan Calheiros, estuvo en el Palacio de Planalto, y explicó en cierta medida presentó de manera esquemática para encaminar el juicio político, cuándo se formaría la comisión y esta adelantó que quizá el próximo martes.

Manifestó que el entonces ministro Mauro López, que votó sí por el juicio político contra la presidenta, Rousseff indicó que ya no es funcionario de su Gobierno.

Consideró que puede volver a pactar con los políticos, pero no se trata de modificar ministerios. “Creemos que esas personas que votaron por el juicio, no tienen justificación para que sigan en el Gobierno. Se trata de una cuestión de coherencia en sus propios actos”.

El mundo observa

En conferencia de prensa Rousseff, aseguró que a la sociedad no le gusta los traidores porque saben el dolor que se siente cuando existe una traición. “El mundo y la historia está observando, me siento animada tengo fuerza y valor aunque me sienta triste”, recalcó.

Comparó que aunque en la dictadura fue sujeto de torturas físicas y psicológicas, ahora en democracia considera que la derecha torura sus derechos. Sin embargo, manifestó categóricamente que no comenzó el fin, apenas “está comenzando la lucha”.

“La dictadura es un millón de veces peor que esto”, dijo Rousseff.

¿Qué hará la presidenta Rousseff para defenderse?

“Nosotros no vamos a eliminar ninguno de los insturmentos que tenemos para defendar la democracia, no se trata de judicializar ningún proceso, se trata de tener el derecho a la defensa. Tendremos con los senadores una relación diferente a los que tenemos con los de la Cámara”, detalló.

Relación con expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva

Se espera la autorización del expresidente Da Silva para que asuma el cargo de jefe de la Casa Civil de la presidencia de Brasil.

De ser necesario, reconstruirán el Gobierno, y “vamos a construir un nuevo camino.

Anunció que lanzará otras medidas aunque adelantó que “no las puedo anticipar, tiene que estar aprobado por el Congreso, (pero) espero que no se queden parados”.

Este domingo 17 de abril la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el pedido de juicio político contra Dilma Rouseff, con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes. Ahora será el Senado el que decidirá si continúa el proceso.

Este lunes el Senado hará lectura del informe sobre el pedido de juicio. Posteriormente, se creará una comisión especial para analizar lo que ya se aprobó en la Cámara de Diputados.

Seguidamente se aprobará un nuevo informe, que es llevado al plenario de Senado para ser votado. De ser aprobado con mayoría simple se instaura en definitiva el juicio político. 

La presidencia de Brasil será asumida por el actual vicepresidente Michel Temer, quien rompió alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) y contra quien pesa también un pedido de proceso de juicio político.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.