• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La presidenta brasileña Dilma Rousseff negó este lunes las acusaciones en su contra y dijo que es "víctima de una gran injusticia".

La presidenta brasileña Dilma Rousseff negó este lunes las acusaciones en su contra y dijo que es "víctima de una gran injusticia". | Foto: EFE

Publicado 18 abril 2016

La Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad cree que el intento de golpe pretende desconocer del voto de 54 millones de brasileños que reeligieron de forma legítima a la presidenta Dilma Rousseff. 

La Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad (REDH) emitió un comunicado este lunes en el que rechaza el intento de golpe institucional en contra de la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

>> Senado brasileño decidirá sobre juicio político contra Rousseff

La REDH  denunció "el intento de golpe institucional que a esta hora tiene lugar en Brasil, comandado por el tándem Temer-Cunha, en desconocimiento del voto de 54 millones de brasileros que hace sólo un año y medio reeligieron de forma legítima a la presidenta Dilma Rousseff" reza parte del comunicado.

En el escrito se señala que el intento de golpe en Brasil es un claro ataque a las políticas sociales que los gobiernos del Partido de Trabajadores (PT) promovieran a lo largo de catorce años, para remediar la situación social del país más desigual del planeta. 

Además, se explica que con programas como Bolsa Familia y Mi casa mi vida, los gobiernos de Lula  da Silva y de Dilma mejoraron y dignificaron la vida de millones de brasileros de bajos recursos, indicó la REDH en el documento 

>> Cuba rechaza Golpe de Estado parlamentario en Brasil

Asimismo, expresa que "es también un ataque a la integración latinoamericana (Unasur-Mercosur-CELAC) y a los esfuerzos de los gobiernos de Dilma y Lula de avanzar hacia la construcción de un mundo multipolar, a través de los BRICS". 

Asegura que "la reciente revelación de la agencia Reuters, acerca de que la norteamericana Goldman Sachs conduciría la economía brasilera con Paulo Leme a la cabeza en caso de consumarse definitivamente la destitución de Dilma, demuestra que los intentos destituyentes tienen claras articulaciones externas". 

En el documento alegan que esos factores externos buscan "debilitar los impulsos de los países que vienen contribuyendo a la configuración de un nuevo ordenamiento internacional, en detrimento de la supremacía de los Estados Unidos y la Unión Europea". 

>> Rusia espera que Brasil resuelva su política sin injerencia

En contexto 
El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado. 
A la mandataria la acusan de cometer crímenes de responsabilidad y de violar normas fiscales, pese a que la defensa ha señalado que no hay ningún ilícito ni pruebas en su contra.
De ser aprobado el juicio político en el Senado y concretarse su destitución, asumiría la Presidencia de Brasil el actual vicepresidente Michel Temer, quien rompió alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) y contra quien pesa también un pedido de proceso de impeachment.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.