• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Policía de Filipinas cuenta con "licencia para matar", lo que ha desatado fuertes protestas internacionales de defensores de los derechos humanos.

La Policía de Filipinas cuenta con "licencia para matar", lo que ha desatado fuertes protestas internacionales de defensores de los derechos humanos. | Foto: Reuters

Publicado 11 enero 2017

Rodrigo Duterte aseguró que matará a los alcaldes que favorezcan el narcotráfico en el país. 

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, amenazó de muerte el pasado lunes a los alcaldes de ese país que estén incluidos en su lista de sospechosos de corrupción y que colaboren con el narcotráfico.

Durante su alocución en una ceremonia de juramento a unos 200 funcionarios en cargos públicos, Duterte advirtió a los alcaldes corruptos que tomará medidas drásticas contra ellos si siguen cometiendo ilegalidades.

>> Ascienden a seis los muertos en Filipinas tras paso del tifón

“Si encuentras tu nombre en esa lista 'hijo de puta', tienes un problema, te mataré (…) probablemente la historia me recordará como un carnicero, pero esto depende de ti”, resaltó el líder filipino.

 

El dato: Anteriormente, Duterte admitió que ayudó a la Policía de ese país a matar a tres presuntos delincuentes, acusados de violar y asesinar a una misionera australiana, cuando era alcalde de la ciudad de Davao al sur del archipiélago.

 

El mandatario advirtió a los funcionarios corruptos que tendrán que elegir entre abandonar sus cargos y dejar sus acciones ilegales y hablar con él para arreglar la situación o sino acabará con sus vidas.

>> Duterte amenaza con lanzar desde un helicóptero a corruptos

En contexto

Duterte es también conocido por manejar un lenguaje grosero y poco común tras llamar “hijo de puta” al papa Francisco y al presidente de Estados Unidos, (EE.UU.) Barack Obama, o “idiota” al comisionado de las Naciones Unidas en ese país Zeid Ra'ad Al Husein.

De igual forma, la Policía de Filipinas cuenta con "licencia para matar", lo que ha desatado fuertes protestas internacionales de defensores de los derechos humanos.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.