• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Durante el 2017 se han celebrado siete rondas de negociaciones sobre Siria en Astaná.

Durante el 2017 se han celebrado siete rondas de negociaciones sobre Siria en Astaná. | Foto: Reuters

Publicado 22 noviembre 2017

Los tres líderes acordaron aumentar la cooperación en la lucha antiterrorista y reafirmaron la importancia de preservar la soberanía, la unidad y la integridad territorial de Siria.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, instó este miércoles a aumentar la ayuda a Siria y logró el respaldo del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogán, y del presidente de Irán, Hasan Rohaní, para poner en marcha un nuevo proyecto de paz para el país árabe.

"Los presidentes de Irán y Turquía respaldaron la iniciativa de convocar un congreso para el diálogo nacional sirio", sostuvo Putin, durante un encuentro sostenido con sus homólogos para discutir el futuro de Siria.

El mandatario ruso destacó que gracias a los esfuerzos de Rusia, Irán y Turquía se evitó la disolución de Siria, su intervención por terroristas y la catástrofe humanitaria.

"Quiero destacar el papel desempeñado por el presidente de Turquía y el presidente de Irán. Sin su postura el proceso de Astaná no existiría. No habría cese de hostilidades, ni alto el fuego ni zonas de distensión", subrayó.

Foto: EFE

Asimismo, Putin advirtió que el proceso político "no será fácil y exigirá compromisos y concesiones de todas las partes", incluido el Gobierno sirio, al tiempo que consideró que se abrió una oportunidad de poner fin a la guerra en ese país, tras "el ataque decisivo" al autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe).

"El pueblo sirio debe decidir por sí mismo su futuro, consensuar los principios de su orden constitucional", afirmó.

Para el presidente de Rusia, los acuerdos alcanzados entre los tres países este miércoles ayudarán a acelerar el proceso de paz en Siria y disminuir tensiones en el Oriente Medio.

Foto: EFE

Rusia, Turquía e Irán son mediadores del alto al fuego declarado en Siria a finales de 2016 y de patrocinadores del proceso de Astaná, que tiene como finalidad consolidar el armisticio y mejorar el camino a una transición política en Siria.

Desde el 2011, Siria atraviesa una guerra que ha dejado más de 300.000 personas muertas, además de cinco millones de refugiados, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El apoyo militar brindado por Rusia al Ejército sirio desde septiembre de 2015 sirvió para que el país árabe eliminara el 90 por ciento de los extremistas.

>> Putin conversa con Trump sobre situación en Siria


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.