• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La defensa de Rousseff utilizará en sus alegatos las grabaciones, difundidas en los últimos días, en la que dos ministros del presidente provisional Michel Temer criticaban la investigación Lava Jato.

La defensa de Rousseff utilizará en sus alegatos las grabaciones, difundidas en los últimos días, en la que dos ministros del presidente provisional Michel Temer criticaban la investigación Lava Jato. | Foto: teleSUR

Publicado 1 junio 2016

El abogado José Eduardo Cardozo entregó este miércoles el informe de defensa de la presidenta Dilma Rousseff contra quien se desarrolla un juicio político que la apartó temporalmente de su cargo.

El abogado de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, presentó este miércoles ante el Senado de este país la defensa de la mandataria y reiteró que el proceso de juicio político en su contra es un golpe, pues tiene “vicios de origen” y se inició como “venganza” del presidente destituido de la Cámara, Eduador Cunha.

El jurista José Eduardo Cardozo entregó a la Comisión a cargo del juicio político un informe de 370 páginas en las que argumenta que el proceso se activó no porque la mandataria haya cometido un crimen de responsabilidad, sino porque sectores políticos de Brasil querían detener la investigación sobre corrupción en la petrolera estatal Petrobras, conocida como Lava Jato.

>> Rousseff: el golpe es para detener Lava Jato y los programas sociales

Asimismo, aseveró que la defensa de Rousseff cuenta con unos 50 testigos y expertos para expresar sus pareceres sobre el juicio político y añadió que utilizarán en sus alegatos las grabaciones difundidas en los últimos días, en la que dos ministros del presidente provisional Michel Temer criticaban la investigación Lava Jato.

Insistió que “todo el proceso” contra Rousseff persigue construir el trabajo de los tribunales en relación con el caso, lo que constituye un “auténtico golpe de Estado”.

Cardozo solicitó además la destitución del relator del proceso, el senador Antonio Anastasia, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), por pertenecer a la misma formación política que impulsó las acciones contra la mandataria brasileña.

>> PT denuncia a 10 ministros del gobierno provisional en Brasil

En contexto

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) para impedir que se mantengan al frente del Gobierno.

La acusación central de la oposición contra la mandataria para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales al maquillar el déficit presupuestario de 2015.

Pese a la falta de una base legal para realizar un juicio político en contra de Rousseff, el pasado 17 de abril la Cámara de Diputados aprobó el pedido de impeachment con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes. 

Posteriormente, el Senado de Brasil aprobó el proceso de juicio político contra la presidenta el pasado 12 de mayo con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).

En este lapso las autoridades brasileñas se encargarán de encontrar las pruebas contra la mandataria que no fueron presentadas ni en la Cámara baja ni en el Senado. 

La acusación central de la oposición contra Rousseff para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales al maquillar el déficit presupuestario de 2015. Sin embargo, no se han presentado pruebas en su contra.

>> Pepe Escobar: Rousseff puede volver al poder en poco tiempo


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.