• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Desde que Temer fue nombrado presidente interino, el pueblo tomó las calles de forma pacífica en defensa de la democracia.

Desde que Temer fue nombrado presidente interino, el pueblo tomó las calles de forma pacífica en defensa de la democracia. | Foto: EFE

Publicado 30 mayo 2016

Para este 2 de junio está prevista la reunión de la comisión especial del Senado en la que se decidirá el cronograma del juicio político. 

Los diversos movimientos y organizaciones sociales de Brasil se mantienen movilizados para condenar el golpe de Estado en contra de la presidenta Dilma Rousseff y exigir la salida del presidente interino, Michel Temer. 

Temer asumió la Presidencia el pasado 12 de mayo, después de que Rousseff, electa con 54 millones de votos populares, fuera separada de su cargo por un máximo de seis meses para enfrentar un juicio político por supuesta violación de normas fiscales. 

El corresponsal de teleSUR en Río de Janeiro, Nacho Lemus, mostró en su cuenta de Twitter las concentraciones que se dan este lunes en esa ciudad.

Los manifestantes expresaron que así como Temer devolvió el Ministerio de Cultura que había cerrado, esperan ahora que entregue el gobierno usurpado. 

También un grupo de estudiantes y artistas ocupó este lunes el edificio del Ministerio de Salud, en Salvador, con carteles y pancartas. "La ocupación fue pacífica y se mantendrá. Nuestro objetivo es mostrar el descontento por la presencia de Temer en el gobierno," dijo un estudiante. 

El Partido de los Trabajadores (PT) informó en su portal web las diferentes actividades que se tienen previstas para esta semana.

Este lunes sindicalistas, parlamentarios, juristas, economistas, activistas e intelectuales de izquierda participarán en la sesión final del seminario en el que se debaten desde el 23 de mayo los caminos colectivos que se pueden tomar para enfrentar esta arremetida de la derecha. 

Además, se espera que Rousseff participe en el lanzamiento del libro "A Resistência ao Golpe de 2016" en la Universidad de Brasilia. 

>> Nuevo audio revela aún más la trama del golpe en Brasil

Para el martes, el Frente Brasil Popular y la Central de Trabajadores y Trabajadoras de Brasil convocaron a una movilización denominada Día Nacional en Defensa de la Seguridad Social.

El objetivo de la actividad es rechazar el paquete de medidas anunciadas por Temer, que atentan contra el bienestar de los trabajadores y los logros alcanzados. 

Mujeres por la Democracia harán una marcha contra el golpe este 2 de junio. En la convocatoria señalan que "la presidenta Dilma Rousseff fue electa democráticamente, con más de 54 millones de votos, y es víctima de una estafa organizada por corruptos, grandes empresas y medios de comunicación". 

 

Estas movilizaciones se intensificaron tras los anuncios políticos y económicos hechos por el Gobierno interino los días siguientes a su instalación. Temer lanzó un paquete de medidas para recortar la inversión pública y aumentar la participación privada en inversión petrolera, incluso paralizó la construcción de viviendas del programa "Mi Casa, Mi Vida".

"Las medidas anunciadas o ya tomadas por el gobierno golpista son una tragedia para la vida y el futuro del pueblo brasileño. Pero son coherentes con su plan neoliberal de reducir costos del trabajo, entregar nuestras riquezas, privatizar lo que pueden y destinar los recursos públicos que iban a la educación, salud y previsión social para los empresarios", manifestó el economista y activista social brasileño, João Pedro Stédile, uno de los principales dirigentes del Movimiento de los Sin Tierra en una columna publicada en Brasil de Fato. 

 

En ello coincidió el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en la Cámara de Diputados, Afonso Florence, quien denunció en declaraciones recientes que el Gobierno provisional lleva adelante una drástica ruptura del modelo de bienestar social.

Intentan acelerar votación final del juicio político

Cuando el pasado miércoles el relator del juicio político, Antonio Anastasia, presentó en la comisión especial del Senado el cronograma que podría implementarse para el proceso de juicio político propuso que la votación final en el plenario fuese el 2 de agosto. 

En esa oportunidad, la corresponsal de teleSUR en el país, Adriana Robreño, señaló que la propuesta del relator generó polémica, porque muchos senadores consideraron que fue apresurado establecer la votación final para esa fecha, debido a que se estarían ocupando solo 90 de los 180 días de plazo que tienen para los debates. 

De esa sesión, el único acuerdo que surgió fue el de sostener este 2 de junio una reunión para debatir las fechas y establecer de forma definitiva la agenda. 

>> PT denuncia ruptura del modelo de bienestar social en Brasil

La Agencia del Senado explicó que una vez presentada la hoja de ruta corresponde iniciar la denominada fase de pronunciación, durante la cual las labores estarán centradas en la producción de pruebas, audiencias con testigos y debates entre la acusación y la defensa.

Agenda golpista al descubierto

En los últimos días la agenda golpista de la derecha de Brasil está quedando al descubierto. El pasado lunes salió a la luz una conversación grabada entre el expresidente de Transpetro y el ministro de Planificación, Romero Jucá, en la que sugieren un pacto para detener las investigaciones del caso Petrobras, por el que también es indagado. Jucá se vio obligado a renunciar al cargo después de la filtración. 

>> Brasil: oposición financió campaña de juicio contra Rousseff

Luego, el miércoles se dio a conocer otro audio por el diario Folha de Sao Paulo en el que se escucha al presidente del Senado de Brasil, Renan Calheiros, asegurando estar a favor de modificar la ley que regula las llamadas "delaciones premiadas" de presos y que contemplan una reducción de la pena.

Además, el diario Folha de Sao Paulo por medio de grabaciones reveló que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el Partido de la Social Democracia de Brasil (PSDB), Solidaridad y los Demócratas (DEM) financiaron activamente el Movimiento Brasil Libre (MBL), uno de los principales grupos que promovieron el juicio político. 

En contexto: 

La acusación central de la oposición contra Rousseff para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales. Sin embargo, no se han presentado pruebas en su contra.

Mientras tanto, Temer ha emprendido una agenda neoliberal que se aleja del plan de Gobierno votado por los brasileños al elegir a Rousseff. Dentro de sus medidas económicas destaca la revisión del sistema de pensiones y reducir la inversión pública.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.