• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El atacante estuvo en varias oportunidades en el club Pulse.

El atacante estuvo en varias oportunidades en el club Pulse. | Foto: EFE

Publicado 17 junio 2016

Ante la posibilidad de que Omar Mateen, autor de la masacre, llevara explosivos el equipo retrasó el rescate de los rehenes. 

En la madrugada del 12 de junio Omar Mateen ingresó a la discoteca gay Pulse en Orlando (Florida, EE.UU.), asesinó a 49 personas y dejó a otras 50 heridas.

Durante tres horas Mateen permaneció en un baño del local y tomó a varios asistentes como rehenes. 

¿Por qué SWAT tardó tres horas para ingresar a la discoteca?

Mateen dijo al servicio telefónico de emergencia 911 que llevaba explosivos. El comandante del comando especial de la policía (SWAT), Mark Canty, explicó a medios locales que esta posibilidad retrasó el rescate.

"Hubo conversaciones acerca de chalecos bomba y él hizo declaraciones que implicaban una pérdida inminente de vidas", explicó el jefe de la policía de Orlando, John Mina.

Cuando hay amenaza de bomba los agentes de SWAT deben mantener una distancia de 305 metros de la escena.

El siguiente paso consistió en derribar una pared del local con un explosivo. El agresor fue abatido y rescataron a los rehenes.

¿Qué sucedió durante esas tres horas?

Los encargados de la investigación explicaron que Mateen cometió la mayoría de los asesinatos tempranamente y antes de que la policía actuara. 

Los asistentes al local no huyeron de inmediato porque creían que las detonaciones de Mateen formaban parte de la música. En las siguientes tres horas no se escucharon más disparos, según Mina.

En esos momentos varios rehenes pudieron enviar mensajes de texto a sus familiares y amigos, así como publicar información en sus redes sociales antes de ser vistos por Mateen.

Lo que se sabe del atacante

El atacante, abatido por las autoridades, fue identificado como Omar Mateen. Era un ciudadano estadounidense de 29 años y de padres afganos. Residía en Fort Pierce, una ciudad localizada a dos horas en automóvil al sur de Orlando, en el condado de St. Lucie.

Aunque el FBI encamina la investigación como un acto terrorista, la familia sostiene que Mateen actuó por odio hacia la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT). Además, lo describieron como violento, inestable y homofóbico. 

De hecho, el atacante estuvo en varias oportunidades en el club Pulse y usaba apps gays, aseguran algunos testigos. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.