• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Creo que volveremos a las relaciones carnales con Estados Unidos", expresó la diputada Parlasur, Julia Perié.

"Creo que volveremos a las relaciones carnales con Estados Unidos", expresó la diputada Parlasur, Julia Perié. | Foto: Reuters

Publicado 8 diciembre 2016

El presidente argentino le da la espalda a la integración regional en América Latina y busca vincularse con Europa y Estados Unidos, iniciando un proceso de ruptura con la herencia progresista de los Kirchner.

Los Gobiernos de la década kirchnerista impulsaron políticas que favorecieron la integración de los países latinoamericanos frente al sistema internacional. 

El Gobierno de la expresidenta Cristina Fernández impulsó el desarrollo de un modelo interno de país y separó el interés nacional del interés del bloque internacional.

Sin embargo, la llegada a la Casa Rosada de Argentina del empresario Mauricio Macri dibujó un panorama de cambio pero no precisamente de corte progresista. Macri se aleja de la integración regional y esto lo demuestra la visita que realizó el presidente de EE.UU., Barack Obama. Argentina busca ahora el apadrinamiento de países que tienen como prioridad lo económico y el capital. 

"Creo que volveremos a las relaciones carnales con Estados Unidos y la reconstrucción de la Patria Grande ya no será posible", aseguró la diputada del Parlasur del partido argentino Frente para la Victoria, Julia Perié. 

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica

Argentina ingresará en un corto plazo al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por su sigla en inglés), así lo refirió el mandatario argentino en una reunión en Washington. "Volvieron a tomar fuerza teorías que no valoran la integración, teorías que piensan que cada uno se puede salvar individualmente con un acuerdo con un gran país", refirió un analista argentino.

El TPP es un tratado de libre comercio multilateral promovido principalmente por Estados Unidos y el cual reúne a 12 países que bordean el océano Pacífico. 

A pesar de que este acuerdo se discute a puertas cerradas, documentos filtrados revelaron que las doce naciones buscan eliminar las barreras al comercio, incluidas las normativas que protegen la agricultura, la privacidad de la información de los ciudadanos y la seguridad alimentaria.

Igualmente, la presencia de Macri en el Foro Económico de Davos en Suiza, uno de los bastiones del capitalismo internacional, habla sobre cómo el presidente se aleja "simbólicamente" de América Latina y busca establecer vínculos tradicionales con Europa y Estados Unidos, explicó el historiador argentino, Leandro Morgenfield.

El Foro Económico Mundial en Davos es "un lobby que no está preocupado por la economía sino por sus propios intereses porque es un foro financiado por empresas transnacionales", explicó el economista Eduardo Garzón, quien agregó que los países allí reunidos no están preocupados por la desigualdad social y la evasión fiscal. 

En declaraciones para teleSUR, la periodista Stella Calloni aseguró que los ministros del gabinete del Gobierno de Mauricio Macri son gerentes de importantes compañías y todos están ligados con las bancas norteamericanas. "Esos gerentes están trabajando activamente para volver a la privatización, están llevando a cabo una restauración colonial". 

¿Macri, preocupado por las Malvinas?

A pesar de haber declarado que "no abandonará la lucha por las Islas Malvinas", el presidente argentino está más preocupado por el beneficio económico que puede obtener del petróleo de la región en disputa.

La reunión del presidente Macri con el embajador británico, Marcos Kent, tras las maniobras militares ocurridas en Malvinas el pasado 28 de octubre, busca otorgarle prioridad a la relación económica con el Reino Unido antes que hacer valer la soberanía argentina en las Islas Malvinas, según el analista político, Rafael Araya Masri. 

"Los ingleses no tienen voluntad política de negociar ni tienen respeto hacia el tema de la soberanía, esta visita es una reivindicación del Reino Unido ante la pertenencia que sientes hacia las Malvinas", aseguró Macri en declaraciones para Hispan TV

La agenda bilateral que se construye entre el Reino Unido y Argentina responde a dos temas claves: la explotación petrolera en el territorio de las Islas Malvinas (Falkland Islands) y el restablecimiento de vuelos comerciales a esa zona. El Gobierno de Macri intenta derrumbar lo que en un pasado hizo Cristina Fernández, quien limitó los vuelos comerciales hacia las Malvinas para ejercer presión al Reino Unido sobre la cuestión de la soberanía de las islas. 

"La política del Gobierno de Macri, está generando un fracaso notable para amplios sectores de la sociedad argentina, aunque resulta exitosa para algunos grupos reducidos del poder económico", aseguró el intelectual argentino, Mauricio Rapoport. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.