• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La quema de las tiendas utilizadas en el campamento por parte de los manifestantes antecede su evacuación.

La quema de las tiendas utilizadas en el campamento por parte de los manifestantes antecede su evacuación. | Foto: Reuters

Publicado 22 febrero 2017

Las autoridades del ejército dieron como plazo hasta este miércoles para evacuar el campamento de manifestantes en contra del oleoducto Dakota Access. La policía se ha dispuesto a utilizar la violencia y arrestar a cualquiera que se rehúse. Los manifestantes han quemado sus tiendas en anticipación al cierre del campamento.

Las autoridades federales de los Estados Unidos han comenzado la evacuación forzada de un campamento de manifestantes. El grupo de ambientalistas se opone al polémico oleoducto Dakota Access en el estado de Dakota del Norte.

Una orden emitida este miércoles por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE.UU. declaró que el área debe ser evacuada antes de las 20H00 (GMT) y que, una vez vaciado, el acceso al campamento quedaría prohibido.

El campamento de Oceti Sakowin en el estado de Dakota del Norte ha sido base de operaciones de los activistas, ambientalistas e indios nativos que se oponen al proyecto de tuberías Dakota Access desde agosto del año pasado. Este proyecto fue detenido por la administración Obama pero una orden ejecutiva de parte del actual presidente Donald Trump revirtió la orden y le dio luz verde a la construcción de este oleoducto y del oleoducto Keystone XL.

La tribu nativa de la región Standing Rock de Dakota se ha opuesto al proyecto desde su concepción. En parte por violar el derecho a la tierra de esta tribu — el oleoducto atraviesa terreno sagrado — y también por representar un alto riesgo de contaminar las reservas acuíferas de la región. Grupos ambientalistas también han protagonizado protestas en varias ciudades de los EE.UU.

>> ¿A quién perjudica la construcción de oleoductos Dakota Access?

El Ejército de los EE.UU. ya ha autorizado la construcción del oleoducto, a pesar de las protestas y la policía local ha comenzado a rodear el campamento con intención de evacuar a los manifestantes. Este se encuentra entre la Reservación Standing Rock de los Sioux y la ruta del oleoducto. En ocasiones anteriores el campamento ha sido el lugar de varios enfrentamientos entre los manifestantes y la policía del condado Morton.

De acuerdo con la representante de la policía, Maxine Herr, las autoridades esperan realizar una evacuación “diplomática” pero afirmó que podría haber arrestos masivos en el sitio si no hay "cooperación" de parte de los manifestantes.

Luego de una advertencia de evacuación de parte del sheriff del condado, la policía se preparó con equipos antimotines y autobuses dispuestos para detener a aquellos manifestantes que rehúsen retirarse pacíficamente. Mientras tanto varios de los manifestantes han participado en la quema ritual de sus tiendas en anticipación de ser forzados a evacuar.

 

Una publicación compartida de Nick Cote (@nickcotephoto) el

Durante el mes de diciembre la tribu Sioux solicitó a los manifestantes retirarse del campamento, pero unos 300 activistas permanecen en el lugar como demostración de su desagrado con la construcción del oleoducto.

Los manifestantes han reaccionado a la evacuación concentrándose al frente del campamento “tomados de las manos, rezando y cantando”, así lo afirma la activista nativa americana Chase Iron Eyes. Su intención sería realizar una marcha pacífica en medio del clima helado de la región, en el momento justo que se cumpla el plazo de evacuación. Otros, como el exmilitar Ed Higgins, esperan ser arrestados pacíficamente como gesto de protesta.

El oleoducto es una inversión de cerca de 3,8 mil millones de dólares y su construcción estaría completa a principios de abril.

>> El polémico primer mes de Gobierno de Donald Trump


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.