• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Uno de los funcionarios interrogados no solo reconoció que portaba armas de fuegos, sino que "la tuve que accionar".

Uno de los funcionarios interrogados no solo reconoció que portaba armas de fuegos, sino que "la tuve que accionar". | Foto: HispaTV

Publicado 19 agosto 2016

En los próximos días la comisión legislativa que sigue el caso de Nochixtlán visitará a la localidad para interrogar a los testigos, y de este modo presentar su informe final el 31 de agosto.

La Policía Federal de México admitió este jueves haber disparado a maestros disidentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en un choque entre ambos grupos, ocurrido el pasado mes de junio, en el distrito de Nochixtlán, en el estado de Oaxaca.

En el marco las protestas que lidera el magisterio contra la reforma educativa que el presidente Enrique Peña Nieto impulsa desde 2013, el choque entre las partes en conflicto dejó un saldo de ocho muertos y más de cien heridos.

>> CNTE mantiene paro y ratifica no iniciar las clases en México

La actual confesión de los funcionarios tuvo lugar en una reunión que se desarrolló entre nueve efectivos policiales y la comisión legislativa que da seguimiento a la masacre de Nochixtlán, como se le conocen a los hechos ocurridos el 19 de junio. En la sesión, tres de los nueves testimonios de elementos de las divisiones de las Fuerzas Federales y de Gendarmería narraron su experiencia durante el operativo contra las protestas y confesaron el porte de armas de fuego.

>> CNTE de México y padres de normalistas marcharán en el DF

Luego que el senador Fidel Demédicis, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), cuestionara sobre las instrucciones concretas dadas en aquel momento; José, seudónimo de uno de los funcionarios, explicó que agentes estatales de Oaxaca y de la División de Gendarmería habían pedido auxilio a los policías federales porque "la población los había superado en número y requerían la presencia de mayores elementos".

Tras la insistencia de Demédicis en preguntar si portaba o no arma y sobre si la usó o no durante el desalojo de los maestros disidentes, este mismo agente contestó: "¿Yo llevaba arma? Sí (...) ¿La accioné? Sí, la tuve que accionar".

>> Policías tenían armas en desalojo de maestros mexicanos

La senadora Mariana Gómez del Campo Gurza, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), informó que próximamente la comisión legislativa visitará en la comunidad de Nochixtlán para escuchar ahora las versiones de la población, y de este modo, finalmente presentar su informe el 31 de agosto.

Es importante destacar, que tras los eventos ocurridos en Nochixtlán, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México adoptó medidas cautelares para vigilar la actuación policial ante las protestas que los docentes mexicanos iniciaron contra la reforma educativa, el pasado 15 de mayo.

>> Líderes de la CNTE de México salen en libertad bajo fianza

En contexto
Las protestas contra la reforma educativa de 2013 llevan tres años, pero en los últimos meses se ha intensificado, sobre todo el sureste del país, en estados como Guerrero, Chiapas y Oaxaca, donde se encuentra Nochixtlán. En esta ciudad oaxaqueña, ocho personas fueron asesinadas el 19 de junio en un operativo que la Policía Federal y la Policía Estatal realizó para desalojar el bloqueo carretero de los maestros.
Bajo la premisa de elevar la calidad educativa del país, la reforma plantea la evaluación obligatoria para que los maestros puedan ingresar y mantenerse dentro del sistema educativo, así como para acceder a mejores sueldos y cargos. Los docentes quieren, entre otras cosas, derogar esta disposición que ha causados miles de despidos injustos y que califican como una reforma laboral disfrazada.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.