• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El descubrimiento confirma la presencia de restos de asteroides fragmentados orbitando en torno al doble sol.

El descubrimiento confirma la presencia de restos de asteroides fragmentados orbitando en torno al doble sol. | Foto: Mark Garlick

Publicado 28 febrero 2017

Hasta ahora, los astrónomos solo habían detectado planetas parecidos a Júpiter en la parte exterior de los sistemas solares dobles, por lo que el descubrimiento sería una novedad en este sentido.

Astrónomos del University College de Londres descubrieron en un sistema solar doble situado a mil millones de años luz de la Tierra indicios de escombros galácticos que probarían la existencia de astros semejantes a Tatooine, el planeta de Anakin y Luke Skywalker, de la saga "Star Wars". 

Los científicos, que emplearon instrumentos del Observatorio Gemini Sur y el VLT del Observatorio Europeo Austral (ESO), en Chile, compararon su descubrimiento con el planeta de la famosa película aunque advirtieron que sólo atisbaron indicios de material a partir del cual podrían conformarse estos astros.

>> El mundo contempla el primer eclipse solar del año

"La formación de planetas rocosos en torno a dos soles es un reto, ya que la fuerza gravitatoria de ambas estrellas puede tirar y arrastrar con fuerza y evitar que el polvo y las rocas se acumulen" hasta llegar a formarlos", explicó en un comunicado el investigador principal, Jay Farihi, en la revista "Nature Astronomy",.

En la saga creada por George Lucas, Tatooine es presentado como un planeta de condiciones climáticas hostiles, alejado del control de la República, con pocos pobladores y extensos desiertos ocupados por piratas o "moradores de las arenas".

Hasta ahora, los astrónomos solo habían detectado planetas parecidos a Júpiter en la parte exterior de los sistemas solares dobles, por lo que el descubrimiento sería una novedad en este sentido.

El equipo de Farihi investigaba la enana blanca SDSS 1557, un remanente estelar generado a partir de los restos de otra estrella, cuando descubrió que estaba acompañada de una enana marrón. Fue entonces cuando observaron toneladas de material, equivalentes a un asteroide de al menos 4 kilómetros de diámetro, caídas sobre la enana blanca, con señales de elementos químicos como silicio o magnesio, componentes de planetas rocosos y asteroides.

>> Primer eclipse solar del año con "anillo de fuego" este domingo

"Conocemos miles de sistemas binarios como el de SDSS 1557, pero es la primera vez que observamos restos e impurezas de asteroides", apuntó el coautor del estudio, Steven Parsons, de la Universidad de Sheffield.

Y afirmó: "el descubrimientos de restos de asteroides en el sistema SDSS-1557 da marcas claras de formación de planetas rocosos por la vía de grandes asteroides, lo que nos ayuda a entender cómo se forman exoplanetas rocosos en sistemas solares dobles".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.