• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
“Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario", dijo en su defensa el jefe de Estado.

“Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario", dijo en su defensa el jefe de Estado. | Foto: teleSUR

Publicado 31 agosto 2015





El mandatario, quien dijo no haber recibido un centavo de la estructura fraudulenta, aseguró que actuará conforme a la ley y reiteró que no renunciará.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, negó nuevamente este lunes que estuviera vinculado a los casos de corrupción por los cuales lo acusa el Ministerio Público (MP) de su país y reiteró una vez más que no renunciará a su cargo.

Durante una conferencia de prensa ofrecida con motivo de esas denuncias, ante las cuales una gran parte de la población guatemalteca exige su dimisión, el mandatario manifestó que la llamada empleada como prueba de su participación en el caso La Línea estuvo sacada de contexto. 

Recalcó que efectivamente la hizo pero que ningún momento impuso que a ninguna persona en particular para que la asumiera, “deje en libertad al jefe de la SAT para que hiciera el nombramiento adecuado y lo hice porque estaba preocupado por la falta de recaudación”. Dijo que incluso quiso intervenir la institución pero sólo pudo hacerla de manera operativa por ser una institución autónoma.

Lea aquí→ Presentan amparo para revertir antejuicio contra Pérez Molina

Agregó que el cambio en la jefatura de RR.HH la hizo tras enterarse que se estaban haciendo cobros irregulares. Molina dijo que varios fueron los cambios que se realizó, pero todos fueron hechos bajo la figura del directorio conforme lo estipula la ley. “Cometí errores en nombramientos, pero trate de ser cuidadoso todo el tiempo”.

Según el jefe de Estado, si hasta el momento no se ha presentado ante la Comisión encargada de investigar el caso, tiene que ver con el hecho de no querer “ser parte de ese circo político que se dió en la comisión pesquisidora".

"Yo estaba preparado para ir al Congreso. Lamentablemente, ante la forma en que se estableció la Comisión, decidí que fuera mi abogado”, sostuvo. 

Entérese→ Paro nacional en Guatemala pide dimisión de Pérez Molina

En su discurso se refirió al informe que han presentado como prueba en su contra sobre lo que dijo que no tiene validez por no estar sellado como recibido por ninguna institución del Gobierno, “el hecho de que este encabezado diciendo que va dirigido al Presidente, eso lo puede hacer cualquier persona. A ese tipo de cosas es que digo realmente ¿tienen el fundamento necesario?”, afirmó. 

Para respaldar su declaración de inocencia, el jefe de Estado argumentó que el MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala pueden tener indicios en su contra, pero que “nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario, existe la presunción de inocencia”.

Dijo que decidió afrontar el debido proceso ante las circunstancias que se están viviendo en el país, por lo que exhortó a que se realicen las elecciones como estaban previstas para que los guatemaltecos ejerzan el sufragio con toda libertad. 

Por último, el mandatario dijo entender la indignación que ha prevalecido en los guatemaltecos pero les pidió que cada uno haga su propia reflexión y que no se dejen llevar por comentarios que no tienen todo el sustento y la verdad para decir que las acusaciones que le han hecho sean ciertas. 

En Contexto 
El presidente Otto Pérez Molina está siendo investigado por su presunta vinculación en hechos de corrupción desde 2012. Se le acusa de ser cómplice de la banda de defraudación aduanera “La Línea”, que se vio involucrada en el contrato firmado entre el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y la farmacéutica Pisa.
Por ese caso, la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien fue arrestada el 21 de agosto, renunció a su cargo el 9 de mayo luego de las multitudinarias protestas contra la corrupción gubernamental y su implicación en el caso aduanero. 
La red ilegal habría surgido con la llegada de Pérez Molina al poder y la posterior designación en 2013 de Claudia Méndez Asencio como intendente de Aduanas en la Superintendencia de Administración Tributaria. 
En el hecho están señalados 158 funcionarios que mantenían contacto directo el mandatario. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.