• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
kuczynski se ha reunido con el presidente de Estados Donald Trump para pedirle una "transición" de gobierno en Venezuela.

kuczynski se ha reunido con el presidente de Estados Donald Trump para pedirle una "transición" de gobierno en Venezuela. | Foto: Reuters

Publicado 10 marzo 2017

La cruzada regional del presidente peruano tiene como objetivo Venezuela. En septiembre de 2016 habló de un "eventual colapso" en ese país, una situación de alarma que incita a una intervención directa internacional. 

Las relaciones entre Venezuela y Perú se encuentran en una fase de tensión tras las declaraciones del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK) sobre crear un "grupo de apoyo" en la región para propiciar una "transición ordenada" de gobierno en Venezuela.

El presidente venezolano Nicolás Maduro calificó estas declaraciones de injerencistas y exhortó a su homólogo peruano a cesar su discurso divisionista.

Pedro Pablo Kuczynski no sólo es el actual presidente del Perú, es un empresario de confianza de corporaciones energéticas y entidades financieras estadounidenses. 

Venezuela tiene las mayores reservas probadas de petróleo en el mundo, le sugerimos analizar el discurso de PPK con una pizca de escepticismo.

Perfil de PPK


Kuczynski es un político afín a la economía de libre mercado con amplia experiencia en la administración como en el mundo corporativo y financiero.

Sus detractores lo catalogan como un presidente "para las multinacionales", un "lobbysta" que se enriqueció como empresario beneficiado por concesiones públicas durante los años que ejerció de ministro.

Mientras trabajó en el Banco Central de Reserva del Perú, Kuczynski fue acusado de otorgarle favores financieros a la International Petrolium Company, filial de la Standard Oil de Nueva Jersey, (actualmente Exxon Mobil).

Se calcula que los estímulos financieros entregados a esta corporación petrolera fueron de 115 millones de dólares en el momento. Para evitar caer en prisión, Kuczynski salió del país.

Durante el segundo gobierno de Fernando Balaúnde Terry (1980-1985) fue nombrado ministro de Energía y Minas, en donde impulsó la Ley Nº 23231, que exoneraba de impuestos a las compañías petrolíferas extranjeras instaladas en el país, aunque en el año 1985 la misma fue derogada.  

PPK participó en la reunión de 1988 del club Bilderberg, la conferencia a la que asisten los hombres más ricos y poderosos del mundo.  Foto Reuters 

En su rol de empresario participó en la Compañía de Acero del Pacífico (1992-1995), Magma Copper (1995-1996), Edelnor, S.A. (1996-1999), Toyota Motor Corporation (1996-2001), entre otras.

El escándalo de corrupción de Odebretch también le salpica, Kuczynski fue acusado de recibir dinero de la empresa brasileña durante su campaña electoral, así como la gestión de Alejandro Toledo (2001-2006), en la que Kuczynski ejerció como ministro de Economía y Finanzas.

Ligado a los intereses de las corporaciones energéticas así como de entidades financieras estadounidenses, puede reflejarse el interés de Kuczynski  por la situación de Venezuela, uno de los países con mayores reservas petroleras en el mundo. 

Su triunfo como presidente en Perú supone entonces un paso más para la derecha neoliberal que busca posicionarse en la región a través de estrategias e incluso golpes de Estados bajo la figura de "impeachment" o juicio político, como lo ocurrido en Brasil.

Esto se acompaña con la gira que hizo PPK a los Estados Unidos para de conversar con Donald Trump sobre posibles acciones contra Venezuela.

>>PPK: América Latina es como un perro simpático para EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.