• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Kirill manifestó sentirse alegre por "el alto nivel de relaciones entre Cuba y la Iglesia Católica ortodoxa".

Kirill manifestó sentirse alegre por "el alto nivel de relaciones entre Cuba y la Iglesia Católica ortodoxa". | Foto: Granma

Publicado 14 febrero 2016





Raúl Castro presenció la misa en la Catedral Ortodoxa Rusa de Cuba. El patriarca partirá hoy hacia Paraguay y Brasil, en su gira a Suramérica. 

El líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa, su santidad Kirill, invitó a los cristianos a hacer una revolución interna para rechazar los estereotipos.

"El señor requiere de cada uno de nosotros una revolución interna", sentenció Kirill durante la liturgia divina que realizó en La Habana, en su despedida de la isla.

Además, celebró el desarrollo del pueblo cubano, logro que ha constatado desde la inauguración del templo ortodoxo en 2008.

"Voy a seguir rezando por Cuba y por usted (Raúl Castro), por su hermano Fidel, por el pueblo y por los cristianos cubanos", dijo el patriarca ruso, quien se encuentra en la isla desde el pasado viernes y partirá hoy a Suramérica, en un viaje que lo llevará a Paraguay y Brasil. 

Asimismo, Kirill manifestó sentirse alegre por "el alto nivel de relaciones entre Cuba y la Iglesia Católica Ortodoxa" y la construcción de la Catedral Nuestra Señora de Kazán en la isla, pues contribuye a su juicio con la unión de los pueblos.

>> El papa Francisco y el patriarca ortodoxo ruso Kirill sostienen reunión histórica

Al finalizar la ceremonia aseguró que a pesar de las diferencias ideológicas entre la Iglesia Católica y la Ortodoxa Rusa, es necesario entender la responsabilidad conjunta que necesita el mundo. 

Pidió a las comunidades cristianas rezar para que aprendan a vivir en paz y no permitir que por motivos de política exterior, alguien haga fuerza para tener triunfos en detrimentos de los demás.  

Kirill señaló que "si no hay ideales no hay valores" y añadió que ninguna crisis de las que está pasando la humanidad debería transformar la naturaleza moral de una persona.

El presidente cubano, Raúl Castro, estuvo presente en la ceremonia religiosa que comenzó a las 09H10 local en la edificación de estilo bizantino, ubicada en la avenida del puerto habanero e inaugurada el 19 de octubre de 2008, que representa a la comunidad ortodoxa rusa en toda el área del Caribe.

 

Agradeció la presencia de Raúl Castro en el templo y le deseo que por medio de la gracia de Dios pueda llevar el desarrollo del bienestar espiritual y material para el pueblo cubano.

"Cuba es un país heroico", aseveró el patriarca ruso y añadió que con el encuentro entre el los dos líderes religiosos hace aún más extraordinaria "a la isla de la libertad".

El patriarca obsequió a Raúl Castro la imagen sagrada de la Señora de Kazán.

En la actividad participaron además fieles ortodoxos, de otras denominaciones y no creyentes interesados en escuchar el mensaje del Patriarca de Moscú y toda Rusia.

Dato: Fidel Castro autorizó en 2001 la edificación de la Catedral Ortodoxa Rusa Nuestra Señora de Kazán, construida en la Avenida del Puerto en La Habana e inaugurada en el 2008.

>> Realizan homenaje al Patriarca ruso en teatro Martí de Cuba

De esta manera, concluye su visita de cuatro días en la nación antillana, en la que realizó un amplio programa que incluyó el encuentro con el papa Francisco, el primero de la historia entre los líderes de la Iglesia Ortodoxa Rusa y la Católica.

La agenda del Patriarca comprendió, además, conversaciones oficiales e intercambio de regalos con Raúl Castro, quien lo recibió a su llegada a la isla y estuvo presente en el acto de firma del documento conjunto con el sumo pontífice.

De acuerdo con un comunicado, Raúl Castro tuvo palabras de reconocimiento hacia el líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa por su importante contribución al fortalecimiento de la amistad entre los pueblos ruso y cubano y la difusión de los valores que los unen.

Conversaron además acerca de temas de interés vinculados a la causa de los pobres, la lucha contra la discriminación, la preservación de la paz y la supervivencia humana.

Poco antes, Kirill efectuó una conmovedora visita a la escuela de educación especial Solidaridad con Panamá, a la que calificó como un sitio sagrado, donde los niños sirven de ejemplo a los demás.

La visita del patriarca a la mayor de las Antillas incluyó además un tributo al soldado internacionalista soviético, en el Mausoleo erigido en las afueras de esta capital, y otro al Héroe Nacional cubano, José Martí (1853-1895), en el complejo escultórico que lo honra en la Plaza de la Revolución.

EN CONTEXTO
El patriarca de la iglesia ortodoxa de Rusia llegó el jueves a Cuba en el inicio de su segundo periplo por América Latina, que incluye a Paraguay y Brasil. 
Tras su llegada, sostuvo un encuentro histórico con el Papa Francisco, quien hizo escala en la nación antillana antes de viajar a México.
Kirill fue condecorado este sábado con la Orden José Martí, el más alto galardón que otorga el Consejo de Estado de la isla caribeña.
El líder ortodoxo recibió la condecoración del presidente cubano, Raúl Castro, a quien agradeció por las relaciones entre Rusia y Cuba, que "tienen raíces históricas".

>>  Patriarca ruso recibió Orden José Martí en Cuba


Comentarios
2
Comentarios
El sentimiento ruso-cubano es mutuo, desde aquellos mambises rusos que se unieron a Maceo en la lucha por la independencia contra la corona española, hasta el nexo histórico con la unión Soviética y la Rusia de hoy en día…
Las palabras de Kirill, "si no hay ideales no hay valores" las dijo en el lugar donde mejor se podían pronunciar, en Cuba, tierra donde los valores más altos son bandera y añadió, llamándola la “isla de la libertad”. Sonrojaos demócratas de pacotilla…
Nota sin comentarios populares.