Partido Socialista de Moldavia rechaza injerencia de EE.UU. | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El gobierno moldavo renunciará a su estatus neutral debido a la injerencia de EE.UU.

El gobierno moldavo renunciará a su estatus neutral debido a la injerencia de EE.UU. | Foto: Archivo

Publicado 4 febrero 2015

Con el pretexto de ayudar a “resistir la presión de Rusia”, el gobierno estadounidense intervendrá económicamente en Moldavia. Esto fue rechazado por los socialistas de ese país quienes afirmaron que defenderán su soberanía.

La jefa de prensa del Partido Socialista de Moldavia, Cornelia Lupei, expresó su indignación por la injerencia de Estados Unidos que pretende invertir 51 millones de dólares “para resistir la presión de Rusia”. 

“Con estas acciones, Washington obliga al Gobierno moldavo a renunciar a su estatus neutral estipulado en la Constitución del país”, dijo Lupei.

(Lea también: ¿Por qué EE.UU es la mayor amenaza a la paz mundial?)

La representante del Partido Socialista aseguró que "protegerán la soberanía, la independencia, la diversidad política y la neutralidad de Moldavia” ante la injerencia estadounidense.

A su vez, condenó que "las autoridades del país, supuestamente garantes de la soberanía e independencia, guarden silencio ante tan descarada interferencia de otro Estado en los asuntos internos de Moldavia”.

Hace unos días, el Gobierno de Estados Unidos publicó en Internet  la decisión del presidente Barack Obama de incluir en el presupuesto para 2016 la suma de 51 millones de dólares, que serán invertidos en Moldavia y Georgia con el propósito de “resistir la presión de Rusia”.
En los últimos 22 años, el país norteamericano ha invertido unos mil 200 millones de dólares en Moldavia.

Ataque a Rusia

Estados Unidos y la Unión Europea (UE)  han impuesto una serie de sanciones contra Rusia, luego de que este país recibiera la adhesión de la península de Crimea en marzo de 2014, cuyos habitantes no aceptaron al Gobierno de facto que se instaló en Kiev a raíz del golpe de Estado contra el presidente Viktor Yanukovich, el 22 de febrero de 2014.

Las sanciones estaban dirigidas contra empresas y sectores enteros de la economía rusa, a lo que Moscú respondió prohibiendo la importación de productos agroalimentarios de esos países. En cambio, anunció que comenzará a importar productos desde países latinoamericanos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.