• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente del Parlasur asegura que hay algunas empresas transnacionales que buscan generar crisis, caos y desestabilización.

El presidente del Parlasur asegura que hay algunas empresas transnacionales que buscan generar crisis, caos y desestabilización. | Foto: Archivo

Publicado 4 julio 2015

A criterio del Parlasur, las manifestaciones violentas son contrarias a los principios del derecho internacional establecidos en la Carta de Naciones Unidas; en la CELAC, Unasur y Mercosur.

El presidente del Parlamento del Mercado Común del Sur (Parlasur), Saúl Ortega, y los miembros de la Mesa Directiva del organismo, Guillermo Carmona y Blanca Eekhout, rechazaron los ataques desestabilizadores en contra del gobierno de Rafael Correa, que se han registrado durante los últimos días en Ecuador.

Durante una reunión con la presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, Gabriela Rivadeneira, los diputados expresaron su solidaridad con el pueblo ecuatoriano.

En el encuentro, Ortega destacó que las recientes manifestaciones y amenazas de paralizar la nación para desequilibrarla son prácticas recurrentes en los Estados progresistas de la región, que se repiten especialmente en Brasil, Argentina, Venezuela y ahora en Ecuador.

Asimismo, el presidente del Parlasur asegura que hay algunas empresas transnacionales con pretensiones sobre los países de la región que buscan generar crisis, caos y desestabilización.

Vea también→ Ecuador: Presentan pruebas por hechos violentos de la oposición

Por su parte, la diputada venezolana Blanca Ekhout, añadió que uno de los objetivos de los desestabilizadores es convertir a los países de Suramérica en pueblos exportadores de materia prima y en pueblos dominados y condenados a tener que salir de sus fronteras por no tener posibilidades de desarrollo.

Ante el apoyo expresado, la presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, Gabriela Rivadeneira, agradeció la solidaridad de los países del Mercosur. "Es momento de crear mecanismos para saber que no estamos solos. Propiciar un debate regional, respecto de políticas que impulsamos en los países, para hacer así una voz más visible de lo que planteamos".

En contexto
Desde el pasado 8 de junio iniciaron en Ecuador una serie de manifestaciones en contra del Gobierno, luego de que el Ejecutivo enviara a la Asamblea Nacional dos proyectos de ley sobre el aumento de impuestos a la herencia y la plusvalía, que afectaría a menos del dos por ciento de la población.
Las acciones que se han tornado violentas, se han focalizado en Quito y Guayaquil, sin embargo, a pesar del reiterado llamado al diálogo por parte del Gobierno, y de la decisión del presidente, de retirar temporalmente los proyectos, las manifestaciones han continuado.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.