• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Caso de los 43 estudiantes desaparecidos continuará abierto.

Caso de los 43 estudiantes desaparecidos continuará abierto. | Foto: @ArelyGomezGlz

Publicado 15 abril 2016

Tras sostener una reunión, las partes involucradas establecieron que analizarán en conjunto el último peritaje al basurero de Cocula y que respetarán el pacto de confidencialidad del caso. 

La Procuraduría General de la República (PGR) de México y los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, acordaron este viernes que la investigación del caso no será cerrada, participe o no el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en ella.

Esto, porque el mandato de la instancia como coadyuvante del caso concluirá el próximo 30 de abril y existía el temor de que no continuaran las pesquisas.

>> Los rostros de los 43 normalistas desaparecidos 

En un encuentro con los padres de los estudiantes, la titular de la PGR, Arely Gómez, se comprometió a que las reuniones entre las partes involucradas seguirán realizándose para aclarar todas las dudas y hacerles conocer los avances. 

Dijo que "es un compromiso que el día de hoy queda manifestado".

>> Padres de los 43 normalistas desaparecidos se niegan al olvido 

Asimismo, informó que se estableció que las partes analizarán en conjunto el último peritaje del basurero de Cocula, donde se sospecha fueron quemados los estudiantes. 

Además, se acordó que los avances de las pesquisas serán informadas primeramente a los padres, respetando la confidencialidad del caso. 

En un comunicado, la PGR aseguró que el caso de los 43 estudiantes desaparecidos seguirá siendo la mayor prioridad  para la institución.

Por su parte, el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, informó al salir de la reunión que el organismo reconoció "que violentaron los compromisos hechos con el GIEI", por lo que la PGR les pidió disculpas. 

En Contexto

Los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecieron el pasado 26 de septiembre de 2014 tras ser atacados por la policía municipal de Iguala, estado Guerrero (sur).
La conclusión oficial de la Procuraduría General de la República (PGR) emitida en octubre del 2014 apuntó a que los estudiantes fueron detenidos por agentes policiales y entregados al grupo criminal “Guerreros Unidos”, que los habría asesinado e incinerado, versión rechazada por los familiares de los estudiantes.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.