• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ahora el destino de Dilma Rousseff quedará en manos de una comisión dirigida por la oposición.

Ahora el destino de Dilma Rousseff quedará en manos de una comisión dirigida por la oposición. | Foto: EFE

Publicado 26 abril 2016

La comisión está integrada por 21 senadores que tendrá 10 días de debates para escuchar los argumentos de la acusación y la defensa de la presidenta.

La oposición brasileña obtuvo este martes los dos principales cargos de una comisión de senadores que analizará si la presidenta Dilma Rousseff debe responder a un juicio político y a su probable destitución.

En la primera reunión de la comisión se decidió que la presidencia de esta será ejercida por el opositor Raimundo Lira, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que rompió lazos con el gobierno y es conducido por el vicepresidente Michel Temer, quien asumiría el poder en caso de una destitución de Rousseff.

Temer antes de que se decida el destino de Dilma ya presentó su plan de gobierno

El cargo de instructor, que elaborará un informe que recomendará procesar a Rousseff o archivar el caso, lo ocupará Antonio Anastasia, del también opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

>> Crónica de un Golpe ¿Es legal el juicio contra Dilma Rousseff?

Según el senador Linderbergh Farías, del Partido de los Trabajadores, la elección de Anastasia es una provocación y “mancha desde el primer día el trabajo de una comisión que tiene que decidir el futuro de una presidenta elegida con 54 millones de votos".

La comisión, formada por 21 senadores con representación en la Cámara Alta, tendrá 10 días para debates, en los que serán escuchados tanto los responsables de la acusación como de la defensa de Rousseff, representada por la Abogacía General del Estado.

Concluidos los debates será votado el informe que elaborará el instructor, que en caso de ser aprobado y recomendar la apertura del juicio político contra Rousseff pasará al pleno del Senado.

>> Senado instala comisión que evaluará juicio contra Rousseff

Si la mayoría simple de los 81 senadores (41 votos) se inclina por la instauración del proceso, la mandataria será separada de su cargo durante los 180 días que puede demorar el proceso y sería sustituida durante ese lapso por Temer.

En caso de que el juicio concluya con la destitución de Rousseff, el actual vicepresidente deberá completar el mandato que vence el 1 de enero de 2019.

En contexto

El pasado 17 de abril la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el pedido de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes.

La mandataria enfrenta un golpe de Estado bajo la figura de juicio político, según denuncian diversos sectores de Brasil.

De aprobarse, sería sustituida por el actual vicepresidente Michel Temer, quien rompió alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) y contra quien pesa también un pedido de proceso de juicio político.

El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en defensa de la democracia, no solo en apoyo a la actual mandataria, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de un juicio político por supuestos casos de corrupción.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.