• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Barack Obama ha mantenido durante sus dos mandatos políticas militaristas e injerencistas en varias naciones del mundo.

Barack Obama ha mantenido durante sus dos mandatos políticas militaristas e injerencistas en varias naciones del mundo. | Foto: Archivo.

Publicado 3 diciembre 2015

El gobierno de Estados Unidos mantiene su política militarista e invasora en Oriente Medio, con el fin de controlar las riquezas de sus naciones y apoderarse de sus territorios.

Ante la confirmación de un nuevo envío de tropas militares a Siria e Irak por parte de Washington, el presidente estadounidense, Barack Hussein Obama, defendió la decisión aclarando que “no pretende” una intervención como la desarrollada en suelo iraquí durante 2003.

“No se planea realizar una intervención semejante ahora en Irak y Siria”, señaló mientras reafirmó su presunta intención de seguir combatiendo junto a sus aliados (Francia, Turquía, Reino Unido y Alemania) al autodenominado Estado Islámico (EI).

Lea también:Militares iraquíes hallan pruebas del apoyo de EE.UU al EI

Lea también:EE.UU. se contradice y despliega militares en Irak y Siria

En dato:
La invasión a Irak, se ejecutó entre el 20 de marzo y el 1 de mayo de 2003, por Estados Unidos y aliados como el Reino Unido, Australia y Polonia, que impulsaron una Guerra con la excusa existencia de armas de destrucción masiva que supuestamente poseía Saddam Hussein.
Las intenciones de esta ilegal intervención quedaron al descubierto cuando el presidente norteamericano George W. Bush alegó justificaciones que nunca se pudieron demostrar, dejando claro que se trató de un juego de intereses económicos y políticos en la región.
Según algunas fuentes, más de un millón de personas habría fallecido a consecuencia de esta ocupación que aún se mantiene pese a que EE.UU insista en negarlo.

Tal afirmación continúa en tela de juicio, pues en 2013 el propio Obama se comprometió a no enviar más tropas a estos territorios, aunque es reconocido el apoyo financiero que EE.UU brinda a grupos extremistas para que siembren el terror en el Oriente Medio.

Desde finales de septiembre de 2014, Estados Unidos lleva a cabo una ofensiva militar contra el EI en Siria e Irak, sin resultados satisfactorios. Por el contrario, apuestan al derrocamiento del presidente sirio Bashar al Assad.

Lea también: Obama insiste en la salida de Al Assad del poder en Siria

 

En una nueva escalada expansionista, el gobierno estadounidense a través de su Ministerio de Defensa, pretende ahora el despliegue de unos 100 miembros, como parte de un grupo "expedicionario" que combatirían a grupos yihadistas.

EE.UU cuenta actualmente con más de 3 mil militares en una supuesta misión en Irak, donde además brindan asesoría y entrenamiento a miles de rebeldes que buscan controlar todas las reservas petroleras del país.

De igual forma, en noviembre pasado el presidente estadounidense autorizó el envío a Siria de un contingente con más de 50 soldados, para adiestrar a los que ellos denominan “rebeldes moderados”, con el propósito de impulsar la salida forzada del mandatario sirio.

Lea también: EE.UU. justifica a Turquía por derribo de avión ruso SU-24

La poca credibilidad de Obama tiene otros antecedentes, pues en 2009 la humanidad se escandalizó tras conocer que el premio Nobel de la Paz fue otorgado al mandatario quien durante sus mandatos ha sido promotor de la Guerra.

 

El 1 de diciembre de ese mismo año, Obama ratificó su principal característica invasora enviado 30 mil soldados a Afganistán para supuestamente "terminar un trabajo", ya previamente fraguado.

De igual forma, ha mostrado su incapacidad para frenar la violencia racial y social desencadenada en su país, contra las comunidades afroamericanas que sufren a diario los abusos policiales ante la indiferencia de las autoridades.

 

Lea también: EE.UU. admite que bombardeó por error hospital en Afganistán

Hasta la fecha, se contabilizan cerca de 3 mil 952 personas muertas en Siria, en catorce meses de bombardeos no autorizados de la coalición internacional, liderada por EE.UU. Del 30 de abril al 1 de mayo perdieron la vida al menos 64 personas en la región de Alepo.

En contexto:
Actualmente Rusia es el único país que coordina sus operaciones aéreas desde el pasado 30 de septiembre con el Gobierno sirio, para destruir instalaciones manejadas por los terroristas en varias regiones de es país, y a solicitud del presidente Bashar Al-Assad.
El Gobierno sirio insistió en poner fin a la injerencia en sus país, ya que constituye un crimen contra el pueblo y perturba la verdadera lucha contra el terrorismo y la defensa de la soberanía.
Estados Unidos junto al Reino Unido, Francia y Turquía, han emprendido la intervención militar a Siria sin el consentimiento del presidente al Assad y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. 

Lea también:Estadounidenses dicen que Obama no tiene plan contra el EI


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.