• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El dramaturgo italiano Dario Fo presenta a Lucrecia como un elemento del que se aprovechaba su padre para satisfacer sus ambiciones.

El dramaturgo italiano Dario Fo presenta a Lucrecia como un elemento del que se aprovechaba su padre para satisfacer sus ambiciones. | Foto: EFE

Publicado 20 julio 2015

Para el Nobel de Literatura italiano, Lucrecia Borgia fue víctima de la manipulación e intereses políticos de su padre, el Pontífice Alejandro VI.

El dramaturgo italiano y premio Nobel de Literatura en 1997, Dario Fo, escribió una novela biográfica sobre la hija del papa Alejandro VI, Lucrecia Borgia, para redimir su reputación.

El escritor aseguró que “me desagrada profundamente esa historia de que envenenaba amantes y tenía relaciones íntimas con el hermano y el padre. Son infamias. La especulación se inició ya en el siglo XVI: algunos escritores recogieron historias griegas y romanas y sobre ellas hicieron una fotocopia de Lucrecia, llevando la obscenidad y sexualidad a sus extremos”.

Lee: Feria del Libro de Guatemala destaca obras de poetas mayas

Fo ha reconocido que la familia Borgia estuvo integrada por asesinos como César que arremetió contra su propio hermano por causarle aburrimiento. Sin embargo considera que no todos los miembros de ese núcleo deben ser catalogados de la misma manera. “La actitud de Lucrecia es de gran dolor y desesperación por las infamias que han cometido en algunos momentos su padre y su hermano César”, expresó Fo.

Contrario a los señalamientos de incestuosa y de haber envenado al Pontífice Alejandro VI, Dario Fo presenta a Lucrecia como un elemento del que se aprovechaba su padre para satisfacer sus ambiciones.

Se ve obligada a aceptar los casamientos y divorcios dependiendo de los intereses políticos de su progenitor. Pero los dictámenes de Alejandro VI la llevan a cansarse de las manipulaciones y a pedirle a éste que reconozca su culpa y la respalde en la elección de un matrimonio con Alfonso de Este.

Lee también: Poetas indígenas se unirán en México a favor de la tierra

En la inauguración del libro en Milán, Dario Fo dijo: “Lucrecia no tuvo nada que ver con venenos, ni con tramas perversas ni asesinó a nadie». Fue una víctima de la desinformación. En realidad, Lucrecia fue ante todo un peón al servicio de las ambiciones de su padre, el papa Alejandro VI, y su temible hermano César, que la implicaron en la agitada política italiana”.

Sepa más: A 61 años de la muerte de Frida Kahlo


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.