• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los estudiantes manifiestan su descontento al proyecto de ley y exigen una educación de calidad que beneficie a todo el sector estudiantil de Chile.

Los estudiantes manifiestan su descontento al proyecto de ley y exigen una educación de calidad que beneficie a todo el sector estudiantil de Chile. | Foto: Agenciauno

Publicado 4 agosto 2016

Los estudiantes chilenos rechazan el proyecto de reforma de la Educación Superior ingresado al Congreso, porque evidencia la falta de voluntad del Gobierno de eliminar el mercado en la educación.

Este jueves comenzó en Santiago a las 11H40 (hora local) la nueva marcha convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile, en rechazo a la reforma de la Educación Superior, impulsada por el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.

La corresponsal de teleSUR en Chile, Beatriz Michell, informó a través de su cuenta en la red social Twitter @BeatrizteleSUR, el ataque de carabineros contra la marcha pacífica.

Los estudiantes manifiestan su descontento al proyecto de ley y exigen una educación de calidad que beneficie a todo el sector estudiantil de Chile. Las manifestaciones se mantendrán en las calles dando a conocer sus propuestas ante un proyecto, que según ellos, no deja contento a nadie y mantiene un modelo de educación de mercado.

La marcha había sido prevista para la semana anterior, pero no fue autorizada por la Intendencia.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central (Feucen), Gabriel Iturra, aseguró que el Intendente Metropolitano Claudio Orrego no es un interlocutor válido para los estudiantes por las reiteradas ocasiones en que sin criterios los ha impedido manifestarse.

“No sabemos si realmente estamos viviendo una “dictadura académica” donde los estudiantes y profesores no pueden manifestarse o pronunciarse contra algo que les parece mal”, indicó Iturra.

Los estudiantes reclaman en las calles que el proyecto de Educación Superior ingresado al Congreso evidencia la falta de voluntad del Gobierno de eliminar el mercado en la educación del país.

Camila Rojas, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh) , recalcó que debe ser la Presidenta Michelle Bachelet quien explique las decisiones que se han tomado en la Reforma de Educación Superior, y no la ministra de la cartera Adriana Delpiano ni el Ministro de Hacienda Rodrigo Valdés.

>>Brasileños dicen "fuera Temer" a 5 días para los JJOO 2016

“La reforma tal y cómo se está presentando perjudica a la educación pública y profundiza el mercado. ¿Es ese el legado que nos quiere dejar la Presidenta Bachelet? ¿Tal cómo Lagos dejó el CAE? Nos parece primordial que sea la presidenta y no el ministro Valdés ni la ministra Delpiano que enfrente esta situación de una vez por todas”, señaló Rojas.

Mientras, desde los secundarios, el vocero de la Cones, José Corona, insistió en la necesidad de modificar el ingreso a la Educación Superior, a través de la eliminación de la PSU, y modificar el sistema de financiamiento vía voucher.

>>Colombianos residentes en Venezuela marcharon en apoyo al Gobierno de Maduro

“Tenemos reparos al proyecto de la Nueva Educación Pública porque no se puede mantener el financiamiento por asistencia que sigue segregando por nivel socioeconómico a los estudiantes más pobres”, expresó el dirigente.

El recorrido de este jueves comenzó una hora antes del mediodía en el cabezal norte del Parque Bustamante, avanzando por la calzada sur de Alameda Bernardo O'Higgins para terminar en Echaurren.

En contexto
El año pasado, el Gobierno de Chile anunció que a partir de 2016 la educación universitaria será gratuita. “En marzo de 2016 vamos a comenzar con la gratuidad en la educación superior, tenemos los recursos, porque aprobamos la Reforma Tributaria”, señaló el entonces ministro del Interior chileno, Rodrigo Peñailillo.
Michelle Bachelet volvió al poder en marzo de 2014 con un programa de reformas sociales que comprenden un cambio en el área educativa. La Presidenta promulgó en septiembre pasado la reforma tributaria, mediante la cual pretende recaudar ocho mil 300 millones de dólares anuales para financiar la reforma educativa y gastos sociales.
Sin embargo, los estudiantes afirman que la reforma no cumple con sus expectativas y tampoco las promesas hechas por el Gobierno. Las normas de funcionamiento del sistema educativo chileno rigen desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y son rechazadas desde hace años por la sociedad.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.