• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La constitución de Bolivia contempla a la coca como una planta "sagrada” por la importancia cultural, ritual y medicinal que se le atribuye.

La constitución de Bolivia contempla a la coca como una planta "sagrada” por la importancia cultural, ritual y medicinal que se le atribuye. | Foto: EFE

Publicado 3 marzo 2017

La nueva ley aumentará la superficie legal de cultivos para la hoja de coca con el fin de abastecer la demanda interna.  

El 24 de febrero el Senado de Bolivia aprobó el proyecto de Ley General de la Coca con el fin de ampliar a 22.000 las hectáreas de cultivos legales de la hoja de coca.

El proyecto de 35 artículos y seis disposiciones transitorias reconocerá la milenaria hoja como patrimonio cultural y advierte, a su vez, que la planta en su estado natural no es droga.

¿En qué consiste la ley?


La Ley General de la Coca reemplazará los 31 artículos de la ley 1008 (promulgada en el año 1988) y aumentará la  superficie legal para satisfacer tanto a los productores de los Yungas (La Paz) como a los del Chapare de (Cochabamba).

Se establece el aumento de 12.000 a  22. 000 hectáreas legales,14.300 para la región de Yungas y siete mil 700 en para la región de Chapare, con el fin de cultivar la hoja con fines medicinales, ritos y el masticado.

La nueva ley regulará el control estatal a la cadena de producción, comercialización, circulación, transporte, industrialización y exportación. 

>> Más de 100 municipios mejorarán con donación de FAO a Bolivia

Con la nueva ley se deja atrás la tensión de sectores cocaleros que exigían más hectáreas autorizadas para sembrar coca y abastecer la demanda nacional del producto.

La crítica principal a la ley 1008 contemplaba dos normativas en una: combatir la cocaína y tratar la producción de las hojas de la coca, es decir, combinó normas destinadas a tratar un cultivo tradicional con otras destinadas a combatir un delito de dimensiones internacionales.

Bolivia celebra cada 12 de marzo el Día Nacional del Acullico, o masticado de coca, para demostrar al mundo las bondades de la planta para el cuerpo humano. Foto: EFE

Por ello, tenía un carácter punitivo y casi exclusivamente orientado a la represión y la seguridad. En sus casi tres décadas de vigencia, la Ley 1008 llevó tras las rejas a decenas de infractores menores bajo sentencias prolongadas y desproporcionadas.

El Gobierno de Bolivia prepara una nueva ley de lucha contra el narcotráfico, que tomará en cuenta el nuevo contexto internacional en el que se mueve el negocio de las drogas y buscará una mayor eficiencia en la lucha contra el narcotráfico.

>> Sepa por qué la hoja de Coca no hace daño

El dato: La hoja de coca en su estado natural no representa ningún peligro. Bolivia impulsa el cultivo de la planta para uso medicinal, mascado e infusiones y la industrialización para elaborar alimentos como harinas o dulces, bebidas energéticas, mates o productos medicinales. 

La hoja de coca en la sociedad andina


La hoja de coca, originaria de Suramérica, ha tenido un papel importante en las sociedades andinas debido a sus usos medicinales (estimulante, anestesiante, mejora la circulación entre otras propiedades).

La práctica de la masticación de la coca o (conocido como pijcheo o acullico) ha sido milenaria dentro de los pueblos andinos. Consiste en desprender la hoja del nervio central y colocarla entre las mejillas y la mandíbula, combinándola con bicarbonato de sodio.

>> Evo Morales viaja a Cuba por afección en la garganta

Se tiene evidencia de su uso histórico que se extendió a todo el territorio andino, con el impero de Tiwanaku-wari y luego con el imperio Incaico, durante la América precolombina.

De acuerdo con el Gobierno de Bolivia el consumo interno para el masticado se incrementó en los últimos años, pese a que los gobiernos neoliberales impulsaron que la práctica milenaria fuese penalizada internacionalmente.

El presidente de esa nación, Evo Morales, respondió a la críticas del aumento de cultivos legales de coca al recordar que durante los gobiernos neoliberales existían 37.000 hectáreas de esa hoja milenaria en el país.

Morales realizará una campaña para despenalizar a escala mundial el mascado de la hoja de coca, costumbre ancestral del país. La exportación de la planta está prohibida por la Convención de Viena de 1960.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.