• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El vocero de Cuba, país garante de los Diálogos de paz, Rodolfo Benítez asegura que los resultados han sido satisfactorios.

El vocero de Cuba, país garante de los Diálogos de paz, Rodolfo Benítez asegura que los resultados han sido satisfactorios. | Foto: teleSUR

Publicado 29 mayo 2015

El proceso comenzó en la vereda El Orejón del departamento de Antioquia, donde se recopiló información sobre áreas contaminadas por artefactos explosivos improvisados, minas y municiones sin explotar.

El vocero de Cuba como país garante de los Diálogos de paz, Rodolfo Benítez, en compañía de su homólogo noruego, Dag Nylander, informó este viernes que el proceso de desminado que acordaron conjuntamente el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) ha avanzado sustancialmente.

Benítez recordó que el proceso comenzó en la vereda El Orejón del departamento de Antioquia, a donde viajó el grupo de gestión conformado por miembros de las FARC-EP, del Gobierno, la Organización de Ayuda Popular de Noruega, los representantes de los países garantes y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Lea aquí→ Comenzó plan piloto de desminado en Antioquia

Asimismo detalló que en el lugar se dio inicio a la segunda fase el proyecto denominado “estudio no técnico”, con una duración de siete días, para recopilar información que permita identificar áreas contaminadas por minas, artefactos explosivos improvisados y municiones sin explotar.

“El estudio no técnico tuvo una duración de cerca de siete días en el campo, y pese a las condiciones del terreno y climáticas, se registraron resultados satisfactorios”, dijo.

Por su parte, el representante de Noruega, Dag Nylander, informó que durante el proceso se identificaron cuatro zonas peligrosas que suman aproximadamente 12 mil metros cuadrados, que serán despejadas de cualquier artefacto explosivo, en beneficio de los que allí habitan.

“El trabajo de limpieza de estas áreas que serán despejadas, facilitará la movilidad de las personas de esta comunidades en riesgo, y permitirá la restauración del derecho de las comunidades, en términos de movilidad, esparcimiento, acceso a vías terrestres y uso productivo de las tierras”, añadió.

Nylander agradeció el apoyo de los países garantes, del Comité Internacional de la Cruz Roja, a las autoridades locales y a la comunidad de la vereda El Orejón, por el apoyo brindado en el proceso y resaltó que el compromiso en adelante, es mantener las áreas intervenidas libres de minas y artefactos explosivos.

“Confíamos en que en un tiempo se pueda llevar alivio a las localidades afectadas”, finalizó.

“El acuerdo al que llegamos se está cumpliendo”

Por su parte, el jefe negociador del Gobierno colombiano en el proceso de Diálogos de Paz, Humberto de La Calle, indicó que el acuerdo al que llegaron se ha cumplido y añadió que las FARC ha entregado los mapas precisos de la ubicación de las minas.

“Las bases de confianza en un proceso de paz es eso, que lo que se pacta se cumple, y se ha cumplido”, dijo.

Asimismo, resaltó que el proceso de desminado que se ha llevado a cabo en el departamento de Antioquia “es una primera muestra de lo que se puede lograr a través del trabajo en conjunto”.

Celebró el hecho de que por primera vez después de más de 50 años, un batallón del Ejército de Colombia y una comisión de las FARC-EP en conjunto, llevan a cabo acciones que favorecen a una población afectada en forma severa.

De La Calle saludó la respuesta de la comunidad para colaborar con el proceso, y puso de manifiesto el caso de un hombre que ofreció hospedaje en su casa a las comisiones que viajaron hasta la localidad para dar inicio al desminado y contó que en esa vivienda aun “hay huellas de la explosión de una mina a pocos metros donde perdió la vida la esposa” del hospedante.

El jefe negociador de Colombia consideró que no basta con desminar, porque es necesario darle nuevas oportunidades a las comunidades, “pero la semilla de la esperanza y la paz ha quedado sembrada en esa comunidad”.

En contexto
El plan piloto de desminado entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) arribó el 21 de mayo al municipio Briceño, ubicado en el norte del departamento de Antioquia, un área escogida por ambas partes en La Habana.
La comunidad tuvo un primer contacto con los ejecutores del desminado el miércoles, cuando aterrizaron en un helicóptero del Comité Internacional de la Cruz Roja con funcionarios de la Dirección contra Minas del Gobierno, encabezados por su director, el general retirado Rafael Colón, y los delegados en Colombia de la ONG Ayuda Popular Noruega.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.