• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El más reciente ataque de la policía contra los estudiantes se registró el pasado miércoles, y dejó el saldo de ocho heridos, de ellos uno en estado muy grave.

El más reciente ataque de la policía contra los estudiantes se registró el pasado miércoles, y dejó el saldo de ocho heridos, de ellos uno en estado muy grave. | Foto: Cuarto Oscuro

Publicado 12 noviembre 2015





Los normalistas de la rural de Ayotzinapa llevan años manifestándose en las calles por mejoras en su escuela, debido a la falta de respuesta del Estado. 

Las fuerzas de seguridad mexicanas continúan las agresiones contra estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en el estado mexicano de Guerrero (sur), pese al polémico caso de la desaparición de 43 estudiantes de ese mismo centro hace poco más de un año.

El hecho más reciente contra los jóvenes  fue el acontecido el miércoles que dejó al menos ocho heridos, según la última cifra difundida por medios locales.

La corresponsal de teleSUR en México Aissa García informó sobre este caso  a través de su cuenta en Twitter que uno de los heridos se encuentra delicado de salud.  

En relación con este hecho, la primera información que surgió fue que se trató de un enfrentamiento entre los estudiantes y policías, pero un vídeo que ha sido publicado en las redes sociales y el cual se ha viralizado, demuestra que se trató de una agresión policial contra los normalistas.

 

Este hecho aconteció en la carretera que conecta a las ciudades de Chilpancingo (capital) y Tixtla, en el estado de Guerrero (sur) de México.

Entre los heridos se encuentra Ernesto Guerrero Cano, sobreviviente del caso Iguala, registrado en septiembre de 2014, cuando desaparecieron 43 normalistas.

La policía indicó que los hechos ocurrieron después de que los estudiantes de Ayotzinapa, que se trasladaban en autobuses, supuestamente, retuvieron un camión de gas que se dirigía hasta una de las instalaciones de la Escuela en la localidad de Tierras Prietas.

Foto: Cuarto Oscuro

Pero este no ha sido el único caso en el que los policías (ya sean municipales o estatales) han agredido a los estudiantes de esta institución durante las distintas manifestaciones de calles para exigirle al Gobierno mejoras en el sistema de alimentación así como de las instalaciones del plantel.

Estas acciones han sido propicias para que los policías agredan a los normalistas sin prohibición alguna.

Aunado a estas problemáticas se han sumado las exigencias de los padres y compañeros de los 43 normalistas que desaparecieron en septiembre de 2014 y de los que aún no se conoce su paradero. 

En una de esas expresiones, ocurridas el 23 de septiembre de este año, 13 estudiantes de la rural de Ayotzinapa resultaron heridos en una represión policial contra un grupo de padres y compañeros de los jóvenes desaparecidos, quienes se disponía a trasladarse en una docena de buses hacia la capital de Guerrero, Chilpancingo. 

Lea aquí→ Implican a policías con el cártel Guerreros Unidos en México

Foto: EFE

En enero de 2012, una de esas manifestaciones por mejoras educativas culminó en desgracia, pues dos estudiantes fueron asesinados ante las cámaras de la prensa.

La investigación de ese caso no quedó clara. En esas acciones de calle también falleció un trabajador que contuvo el fuego de una gasolinera con su propio cuerpo.

Otro hecho entre de ese tipo aconteció en marzo de este año, cuando estudiantes de Ayotzinapa viajaban en un vehículo que transportaba combustible y fueron detenidos por un retén instalado por la policía estatal, federal y efectivos militares (todos con armas de alto poder y equipo antimotines).

En el lugar les fue retenido el cargamento, así como la camioneta en la cual se desplazaban. 

De acuerdo al testimonio de una estudiante publicado en el portal Regeneración Radio, los normalistas decidieron regresar a la escuela tras la retención del cargamento, pero  “al encontrarnos en la desviación hacia Tixtla fuimos alcanzados por policías federales con quienes tuvimos un breve roce. Al finalizar éste hecho, nos percatamos que uno de los  autobuses fue encapsulado por los policías, por lo que nos vimos orillados a regresar por los compañeros que se encontraban en el interior del mismo”.

En ese momento, los policías destruyeron el autobús con piedras, toletes y escudos; golpearon y detuvieron. De los hechos resultaron por lo menos 10 heridos y 2 detenidos, todos normalistas. 

Entérese→ Ordenan exhumar cadáver de normalista asesinado en México

Foto: Cuarto Oscuro
En Contexto
Los Padres y familiares de los 43 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 aún esperan que el Estado les devuelva a sus hijos vivos. 
La conclusión oficial de la Procuraduría General de la República (PGR) emitida en octubre del 2014 apuntó que los estudiantes fueron detenidos por agentes policiales y entregados al grupo criminal “Guerreros Unidos”, quienes supuestamente los habría asesinado e incinerado, versión que es rechazada por los familiares.
Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México dio a conocer en mayo pasado que algunos de los 100 detenidos por el caso Ayotzinapa habían denunciado torturas para que se declararan culpables respecto al caso.
Los únicos restos que se han localizado desde la desaparición de los estudiantes fueron los de Alexander Mora Venancio, en el basurero de Cocula.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.