• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El dispositivo cuenta con el aval de las autoridades europeas y, de momento, ha sido implantado a 60 personas.

El dispositivo cuenta con el aval de las autoridades europeas y, de momento, ha sido implantado a 60 personas. | Foto: La Voz de Galicia

Publicado 2 noviembre 2016

Expertos de la Universidad de California en Los Angeles implantaron el primer ojo biónico a una paciente ciega con síndrome de Vogt - Koyanagi - Harada.

Una mujer de 30 años logró ver colores y formas gracias a un chip que envía las señales directamente a su cerebro. El ojo biónico da esperanza a personas que han perdido la vista a causa de una enfermedad o trauma. 

Después de quedar ciega hace siete años a causa de una enfermedad ocular, la paciente que ha quedado en anonimato, fue diagnosticada con el síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada, una enfermedad autoinmune que afecta a la pigmentación de los ojos.
  
Los científicos de la Universidad de California Los Angeles implantaron un chip en su cerebro mediante cirugía que estimula directamente las células neuronales del córtex visual.

>> Científicos descubren molécula que puede reparar órganos

El ojo biónico, denominado Argus II Retinal Prosthesis System, fabricado por Second Sight Medical Products en California, es una pequeña lámina de electrodos que se coloca quirúrgicamente en el ojo del paciente.

Como complemento utiliza unas gafas con cámara integrada y procesador portátil de video. El sistema sustituye la función de las células degeneradas y permite que las señales visuales atraviesen la porción dañada de la retina y así la información llegue al cerebro.

Este procedimiento ha permitido a la paciente volver a ver los colores y distinguir líneas y manchas, lo que da esperanzas para la recuperación de la visión en personas que se han quedado ciegas a causa de enfermedades o por la pérdida de un ojo, con lo que sería el primer ojo biónico del mundo.

Foto: Europapress

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.