• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El jefe de Estado indicó que un país que no defiende su soberanía es una colonia.

El jefe de Estado indicó que un país que no defiende su soberanía es una colonia. | Foto: ABI

Publicado 1 junio 2016

Mandatarios y representantes de movimientos sociales de América Latina refutaron la injerencia de Luis Almagro. 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, reiteró que la dignidad, la soberanía y la autodeterminación de los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se defiende y no se vende ante la solicitud hecha por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de activar del procedimiento para abrir la Carta Democrática contra Venezuela. 

En su cuenta de Twitter, el mandatario señaló que anteriormente la agresión fue del presidente de EE.UU., Barack Obama, y pidió a Almagro no ser un instrumento de intervencionismo en Venezuela. 

El jefe de Estado agregó que "un país que no ejerce su dignidad y soberanía no es un país, es una colonia de cualquier potencia".

América Latina rechaza postura de Almagro

Otro de los mandatarios de la región que se pronunció fue el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien calificó el llamado del secretario como "fuera de lugar" y sin consenso.

"No ha sido consultado con los países miembros y ni siquiera ha sido aprobado por el Consejo Permanente de la OEA que es el máximo organismo en ausencia o cuando no esté instalada la Asamblea General de la OEA”, sostuvo Correa. 

>> Almagro solicita activación de Carta Democrática de la OEA contra Venezuela

Los movimientos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA) también expresaron en un comunicado su rechazo a la actitud injerencista de Almagro. 

Los parlamentarios del Movimiento de Participación Popular (MPP) y del Partido Comunista en Uruguay lo calificaron como un títere del imperialismo.

>> Parlamentarios uruguayos: Almagro es un títere del imperialismo

Asimismo, la escritora y periodista argentina Stella Calloni advirtió que este no es el papel que tiene un secretario general y que "la OEA pasa a ser una organización golpista como siempre lo fue, como lo ha hecho en las intervenciones en América Latina y en los golpes de Estado promovidos en la región”.

La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, afirmó que “hemos hecho mucho énfasis en que sean los venezolanos los que encuentren sus propias soluciones”.

En contexto

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, solicitó este martes el procedimiento para abrir la Carta Democrática del organismo contra Venezuela, una nueva arremetida contra la nación suramericana. 

En un informe de 132 páginas publicado este martes, Almagro recurrió al artículo 20 de la Carta para “solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016”, para según él "atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático” (del país), como lo versa el documento de manera subjetiva. 

El titular de la OEA “sustenta” su afirmación de que esa supuesta alteración existe en las denuncias de la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, y por sus mismas conclusiones parciales. 

Con la activación de la Carta Democrática Interamericana se abriría un proceso de reuniones y votaciones que podrían acordar la suspensión temporal del Estado Miembro y del ejercicio de su derecho de participación en la OEA. Para que ello se materialice se requiere del voto de los dos tercios (23) de los Estados que conforman la Organización (35 países). 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.